Trucos para superar el miedo a las alturas

Muchas veces tenemos miedo a algunas cosas y ni siquiera sabemos el motivo, en lo que todos estamos de acuerdo es que si por ejemplo le tenemos miedo a las alturas lo mejor es superarlo. Esto es muy fácil de decir, pero si una persona tiene miedo a las alturas no es tan fácil y superarlo puede ser una tarea bastante complicada, por ello hoy vamos a ver unos trucos que ayudan a superar este miedo.

miedo alturas

¿Cuál es el motivo por el que se tiene miedo a las alturas?

Esto puede deberse a diferentes causas:

  • Sesgos cognitivos, son personas que piensan mucho en el peligro de tal manera que una situación de alturas cree que puede provocarle la muerte.
  • Experiencias anteriores, lo más común es que hayamos tenido una mala experiencia. Por ejemplo, si de pequeño se te ocurrió la fantástica idea de subir a un árbol y caíste, es posible que lo recuerdes como algo muy doloroso y en ese momento empezaremos a tener miedo. Es como cuando los bebés al andar se caen y a partir de ahí deciden que es mejor gatear, hasta que no pasa un tiempo prudencial que se les olvida no vuelven a intentarlo.
  • Cuadros de vértigo, si tienes vértigo por problemas de cervicales, oído… es normal que le tengas miedo pues se pueden sufrir mareos o desmayos, en este caso digamos que el motivo está un poco más justificado.

¿Cuáles son los síntomas?

Si cuando vas a subir por ejemplo a un avión o una atracción en un parque de atracciones notas que te sientes inseguro, preocupado, que tu ritmo cardiaco aumenta, empiezas a temblar o te aumenta la temperatura corporal es muy probable que lo sufras.

¿Cómo superar el miedo a las alturas?

Empieza poco a poco:

Por ejemplo, si vas a un parque acuático y te dan miedos las alturas el primer día intenta subir unos 20 escalones, quédate en ese lugar un rato hasta que te resulte agradable, al día siguiente sube unos cuantos peldaños más hasta llegar arriba y conseguir tirarte por uno de ellos (elige el más bajo siempre).

Relájate:

Nuestro mayor enemigo es nuestro cerebro, en verdad por subir alto a algún lugar no pasa absolutamente nada, pero nuestro cerebro nos hace creer que sí. Para ello lo mejor es aprender a controlar los nervios y ansiedad, intenta dejar la mente en blanco y respirar muy lentamente.

No pienses:

Entre más pienses lo que estás haciendo será peor pues solemos empezar con el “no puedo, no puedo” y lo cierto es que si que podemos.

Muchas veces no sabemos el motivo por el que le tenemos miedo a las alturas, sin embargo, cuando vamos a un profesional este puede descubrir a que se debe y a partir de ese momento nos resultará mucho más sencillo abordar el problema.

Por último, no intentes evitar planes por ir a sitios donde puedas estar en alto, pues al final si empezamos a rechazar planes nos terminará afectando más de lo debido a nuestra salud y a nuestra vida.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.