Tareas del hogar y salud emocional

La relación con la familia es un factor importante que determina nuestro estado de salud emocional en general. Muchas veces, trasladamos problemas de nuestra propia interacción familiar a otros ámbitos, como el laboral o educacional, o incluso, podemos vernos apoyados y resolver conflictos de otras esferas gracias al acompañamiento de la familia. Por eso, es importante mantener una estabilidad en la relación familiar para tener una correcta salud emocional. Para lograr este objetivo, hoy analizaremos algunos de los alcances, propuestas y tareas a realizar que sirven para unir a la familia y mejorar nuestra manera de enfocar el día a día con una mente positiva y sana.

salud mental

Un entorno ordenado mejora la autoestima

A partir de una serie de estudios científicos, se ha llegado a la conclusión de que mantener un entorno ordenado y limpio, ayuda a un buen estado de salud emocional. Esto se debe a que refleja una situación organizada y cuidada de nuestra actividad diaria. Poder combinar con la familia y compartir actividades del día a día, de la limpieza y orden del hogar, es la clave para poder acercarnos y mantener un espacio de convivencia bien delimitado. La salud emocional se ve muy beneficiada cuando podemos compartir espacios en los que trabajamos mutuamente para su correcta distribución.

Limpiar la casa reduce la ansiedad generalizada

Al realizar tareas de limpieza en casa, quemamos calorías. Esto es bueno para nuestro cuerpo a nivel físico, pero también psicológico. Se liberan endorfinas y otras sustancias químicas que fomentan una sensación de bienestar a nivel mental. Actividades relacionadas con estos objetivos, como ordenar, clasificar, organizar y limpiar espacios, reduce la ansiedad y puede ayudar a generar vínculos y trabajo en equipo junto a los miembros de nuestra familia. Además, sirve como una actividad terapéutica que nos aleja de la pantalla del televisor o el celular, pudiendo aprovechar ese tiempo para le reflexión y el autoconocimiento.

Mejoras en el enfoque y el rendimiento general

Si tenemos un entorno de trabajo limpio y ordenado, se genera una sensación de satisfacción y motivación fuerte para nuestra salud emocional. Al tener los elementos de nuestro entorno organizados, trabajamos mejor y tenemos un rendimiento mejor tanto en actividades intelectuales como laborales.

Además de los expertos científicos, también se mencionan estos importantes beneficios del orden en lo referente a la salud mental en reflexiones de figuras importantes a nivel filosófico e histórico. Por ejemplo, Mahatma Gandhi sostenía que “el desorden físico compite por su atención, disminuye el rendimiento, la concentración y aumenta el estrés”. Difícilmente las personas reconocen que el desorden en su entorno pueda ser responsable de una sensación de malestar o desorden emocional.

Mejora la salud mental trabajando sobre tu propio entorno

La familia y el entorno más cercano, requiere trabajo y atención. Por eso, y buscando generar un buen flujo energético que ayude a tu salud emocional. Se recomienda organizar y trabajar en las tareas de la vida cotidiana en conjunto, organizar espacios, compartir opiniones y generar vínculos y espacios de diálogo acordes a las necesidades para una convivencia mejor.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.