En búsqueda de la pareja ideal

En búsqueda de la pareja ideal

En algunos momentos de tu vida te habrás preguntado si existe una pareja ideal, o si es una fantasía. En esta entrada nos referiremos a si es útil en la vida orientar los sentimientos con el fin de buscar una pareja ideal.

Es normal que si nos ponemos a analizar diferentes momentos de la vida y a las personas que son importantes para nosotros no lleguemos a ser del todo objetivos, las conclusiones pueden ser muy radicales. En lo que se relaciona con los sentimientos no llegamos a ver los grises, o es todo blanco o es todo negro. Quizás esto se relacione a la necesidad de las personas de creer que las vida tiene más importancia por estar ligadas a personas excepcionales.

El tema es cuando, como principal objetivo de la vida, se tiene buscar una pareja. Sabemos que las personas no son perfectas, si entendemos este concepto podemos llegar a tener una pareja ideal.

Una pareja ideal: ¿qué es?

La principal característica de la pareja ideal, es para muchos, que sea totalmente compatible con nosotros. Alguien que compensa las debilidades con fortaleza gracias a las que se mantiene un vínculo amoroso. Alguien que tiene la capacidad de adaptarse a las necesidades de otras personas.

Si pensamos en esta descripción la pareja ideal se debe alejar de la idea de los maridos y esposas que están todo el día sonriendo y mostrando de forma continua una imagen de perfección. No podemos perder de vista que las parejas, en teoría ideales, tienen malos momento, pero estos no tienen por que romper la dinámica de la relación.

Esta idea no es del todo descabellada pero podría generar una verdadera trampa, si pensamos continuamente en la pareja ideal podemos quitarle valor a las personas que son válidas para tener un espacio importante en nuestra vida. Si se tienen expectativas fijadas en un ideal que no describen a personas reales seguramente la decepción será mayor.

En relación a las parejas ideales sucede algo parecido a lo que se da en las personas que en lugar de cambiar la realizar se contengan imaginando una mejor.

Si se llega a fantasear con una persona perfecta puede ser agradable, pero no puede ser un sustitutivo de una relación con afecto real. Pensemos que alguien que solo existe en nuestra imaginación no tiene por qué tener características que nos vayan a decepcionar.

Las personas de verdad pueden tener características que no sean perfectas, pero eso es porque existe, su físico es de determinada manera y no de la que nos convence, porque tendrá una personalidad que no dependerá de nuestros intereses en cada momento.

Buscar una pareja perfecta es, si bien puede sonar paradójico, una manera de querer estar solo y seguir en un aislamiento. Cuando una persona tiene en mente que la vida amorosa se puede tener con alguien ideal se podrá sentir separado del resto de las personas por la berrera emocional que genera. Por otro lado, esta situación puede generar el peligro de que se comprometa a largo plazo con ese aislamiento que no se llega a disfrutar, pero que si es necesario alimentar.

Si alguien piensa que está esperando a la pareja ideal encontrará una gran justificación para la soledad. Buscar una pareja ideal no es solo poco realista sino que puede ser dañino para las personas que son propensas a tomarse en serio esta ideal. Pensemos que vivir de un futuro imaginado no permite compensar las frustraciones de la actualidad.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.