Conflictos entre recién casados

Continuando con los conflictos de las parejas recién casadas, el pensamiento de querer estar en lo correcto puede más que el pensamiento de no dejarle ir.

Estas peleas constantes con uno mismo y los que se encuentran alrededor se hacen cada vez más, y comienzan a dañar a nuestro prójimo ya sea con hechos o simplemente palabras que les dedicamos. Con mucha suerte, estas personas pueden haber vivido la misma situación y podrán entendernos y apoyarnos constantemente, pero también pondrán un límite en el abuso de malos tratos. Lamentablemente, no solo contamos con compañeros de trabajos o amistades que se hicieron en años; puede que en la relación ya se tenga un menor de edad. En este caso es más recomendable asistir a terapia de pareja y seguido de esto, terapia familiar, antes de dañar la mente del menor que se encuentra en el medio de ambos individuos.

Muy aparte de todas las soluciones médicas y psicológicas; la forma más simple de acabar con todas las peleas o simplemente no iniciar una; ni consigo mismo ni con su pareja, es la comunicación. Tenemos que aceptar el hecho de que ya hay otra persona en nuestras vidas, que nuestros ideales pueden ser compartidos y mejorados por alguien que sinceramente nos ama y nos acepta tal cual somos, que no se trata de una competencia, si no, una carrera que los dos emprendemos juntos. Esta persona estará allí para apoyarte, en cuanto te comprometas a escucharle, te abras hacia ella. Finalmente, es la persona con quién pasarás tu vida entera, ¿no?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.