Adolescentes

Hay personas que vagan sin rumbo, no tienen motivación alguna en la vida ni saben ni quieren hacer nada: ni estudiar, ni trabajar, ni formar una familia…

Estas son situaciones que se deben evitar a toda costa, pues todos tenemos un papel en este mundo y todos debemos hacer algo para aportar a mejorarlo, por muy poca que sea esa ayuda. Y es que todos debemos saber que, aunque por supuesto haya cosas que no sabemos hacer, hay otras que por el contrario, se nos puede dar muy bien.

Esto ocurre desde la adolescencia, donde los chicos empiezan a compararse entre sí, pues siempre estará el más estudioso, el más guapo, el más deportista, etc. Hay adolescentes que no se sienten identificados con ninguno de estos atributos, y por tanto se sienten “inútiles” socialmente, pensando que no tienen comparación con los demás y por ello, siempre se verán menos que otros.

Esto se debería evitar a toda costa, pues es en la adolescencia donde epiezan los complejos, que se acentuarán en la edad adulta de nuestros hijos. Por ello, siempre deberemos apoyarles y decirles todo lo que valen, recordándoselo en todo momento, pues la familia es donde los adolescentes pueden encontrar el apoyo más gratificante. Si ven que son queridos y bien acojidos en el seno de su hogar, les será mucho más fácil superar sus complejos y problemas.

Para apoyar a los adolescentes, es importante que encuentren su vocación, por lo cual debemos alentarles a que se apunten a distintas actividades o talleres: deportes (futbol, voleybol, balonmano, tenis…), teatro, ajedrez, baile… y es que existen numerosas actividades extraescolares y academias que ofrecen distintas actividades a jóvenes y adolescentes, que contribuirán a que estos jóvenes encuentren algo que realmente les motive, dándose cuenta así que son buenos en esa actividad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.