¿Cómo recuperarse psicológicamente de una lesión?

Consejos para recuperarse después de someterse a una operación

Independientemente del tipo de intervención quirúrgica, los pacientes que son dados de alta y que se recuperan en casa, deben llevar a cabo una serie de pautas para que se note rápidamente la mejoría y se pueda volver a la rutina diaria lo antes posible.

Aunque existen diferentes tipos de operaciones, unas más complicadas y otras realmente sencillas, lo cierto es que cada una de ellas requiere de unas pautas para poder recuperarse de la mejor forma posible y, sobre todo, de manera adecuada. Una intervención quirúrgica puede dejar secuelas temporales, tanto físicas como psicológicas, de ahí la importancia de llevar a cabo las recomendaciones de los especialistas, para que se vuelva a la vida normal como antes.

Superar Psicologicamente Una Lesion

Un buen descanso es fundamental

Dentro de los muchos consejos que dan los médicos en este sentido, dormir es una de las cosas a las que dan mayor importancia. Esto es así porque, después de someterse a una operación, las personas pueden sufrir trastornos del sueño. Esto es debido a que llevar días en el hospital trastoca bastante la rutina habitual. La falta de sueño, en cierta medida, se puede gestionar fácilmente en casa con el descanso adecuado, no obstante, sino se coge a tiempo, puede conllevar a problemas mayores, para los que se necesitarán atención psicológica de profesionales. El dolor constante si la intervención ha sido más complicada o la preocupación por recuperarse correctamente son algunos de los motivos por los que la cabeza empieza a dar vueltas, y en consecuencia, se hace latente la falta de sueño.

Por otro lado, esa dificultad para dormir también puede ser por haber estado en una cama de hospital un tiempo prolongado. Por muchos cuidados que se tengan en el centro sanitario, una cama de hospital no es lo mismo que la propia de casa. La diferencia es notable y la adaptación puede ser más dificultosa.

Además de dormir adecuadamente, también existen otras recomendaciones para recuperarse de una intervención, que no deben dejarse de lado. ¿Cuáles son las más importantes?

Trabajar la autoconfianza

En muchas ocasiones, tras someterse a una operación, el paciente puede perder la confianza en sí mismo, sobre todo si la intervención hace que la persona se sienta limitada para llevar a cabo actividades que antes hacía sin problemas. Sin ir más lejos, la dificultad para poder caminar o utilizar los brazos tras una intervención quirúrgica puede conllevar a tener problemas psicológicos, donde el paciente no tiene la misma confianza en sí mismo para continuar hacia delante. Para ello, los especialistas ayudan a que esas personas puedan ver ese “final del túnel” motivándolos, realizando ejercicios para que imaginen, de manera positiva, cómo será la vuelta a la rutina cuando se esté totalmente recuperado.

Apoyo de profesionales y del entorno

Hay que tener en cuenta que, algunas operaciones, hacen que una persona no pueda llevar a cabo acciones cotidianas de la vida. Esto puede acarrear cuadros de depresión, por ejemplo, sin embargo, en estos casos la ayuda de profesionales es fundamental. De igual modo, también es conveniente que su entorno, es decir, tanto amigos como familiares apoyen a los pacientes en todo momento, ayudándoles a realizar tareas gratificantes para ellos y sobre todo, intentar que mantengan su mente ocupada, realizando actividades entretenidas y encontrando un nuevo pasatiempo, mientras se continúa con la rehabilitación.

Evitar la ansiedad y el estrés

Es evidente que someterse a una operación, sobre todo si es complicada y laboriosa, puede conllevar a tener ansiedad y estrés en algunos momentos, principalmente si la recuperación es lenta y dolorosa. Para evitar este tipo de situaciones, se debe trabajar con el paciente para que aprenda a realizar ejercicios de respiración y llevar a cabo un tratamiento específico para que tengan esa ayuda extra para mantener la calma. El objetivo es hacer que vean claro que recuperarse totalmente de esa situación va a ser todo un éxito y que, una vez termine la rehabilitación por completo, su vida será mucho más placentera.

Ánimo

Finalmente, hay que intentar mantener el estado de ánimo siempre en positivo. No hay que olvidar que una operación hace que la rutina diaria se trastoque y por este motivo, muchas personas pueden estar alicaídas. Hay que dejar de lado la negatividad y pensar que ese estado solo será por un tiempo determinado y que, llevando a cabo todas las recomendaciones, la recuperación será exitosa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.