Cómo identificar el síndrome de Asperger

Cómo identificar el síndrome de Asperger

Existen algunos puntos claves para poder llegar a identificar el síndrome de Asperger. El mismo es un trastorno dentro del desarrollo cerebral, es muy frecuente y suele tener mayor incidencia en niños que en niñas.

Quienes tienen síndrome de Asperger tienen un aspecto totalmente normal, además de una capacidad normal de inteligencia y ciertas habilidades especiales entre áreas restringidas. Suelen tener problemas para relacionarse a los demás y pueden llegar a tener comportamientos que muchos consideran como inadecuados.

Un punto clave para entender es que la persona Asperger cuenta con un pensamiento diferente. Su pensar es lógico, hiperrealista y muy concreto. La discapacidad que tienen no es evidente, solo se hace presente dentro de los comportamientos sociales.

La familia y sus amigos luchan todo el tiempo para brindarles un futuro más amable para que todo el mundo pueda llegar a entenderlos y aceptarlos tal cual son.

Características del síndrome de Asperger

Dentro de las características que tienen estos niños, cada caso particular las expresa de manera diferente. Si algunas de estas características las ves en tu hijo, conocido o familiar lo más adecuado sería consultar con un profesional para así poder tener un óptimo diagnóstico.

En muchos casos tienen una mejor relación con los adultos que con los pequeños de su misma edad. No disfrutan de tener contacto ni vida social. Suelen tener problemas o conflicto cuando quieren jugar con otros niños, generalmente quieren imponer sus propias reglas al jugar con los pares.

No suelen entender las reglas de los juegos, quieren ganar siempre y si pierden muestran una gran frustración. Es muy importante ayudarlos y estimularlos en los juegos. Les cuesta salir de su casa, prefieren siempre estar solos.

Cuando van al colegio suelen tener conflictos con sus compañeros. A la mayoría de los niños con síndrome de Asperger no les gusta ir al colegio. Además, no muestran interés por la práctica de ningún deporte que se realice en equipo.

Lamentablemente estos niños pueden ser un objeto de abusos y burlas por parte de sus pares. No quieren participar de deportes que sean competitivos. No suelen tener mucha paciencia, cuando quieren algo lo quieren de manera inmediata. Suelen tener problemas para entender y aceptar las intenciones de otras personas.

No siguen ninguna moda, series de TV y no les interesa la tendencia de la ropa. Cuentan con una muy baja tolerancia a la frustración, terminan llorando por motivos muy pequeños. En los momentos en que algo les da placer suelen saltar, gritar y hacer palmas, todas acciones exageradas.

En términos generales podemos decir que no tienen empatía, no llegan a entender de manera intuitiva los sentimientos de los demás. Terminan realizando comentarios que podrían ser ofensivos para otras personas sin llegar a darse cuenta.

En relación a la habilidades de comunicación podemos decir que no suelen mirar a los ojos a las otras personas cuando hablan, interpretan de manera literal todo lo que se les dice aunque sean cosas muy disparatadas. No llegan a comprender las ironías, los doble sentidos, ni los sarcasmos.

Cuando hablan lo hacen usando un tono más alto y de forma singular como si fueran un extranjero. Su lenguaje es pedante, hiperformal o con un extenso vocabulario.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.