Cinco Cosas que Te Impiden Ser Tú Mismo en una Cita

Cinco Cosas que Te Impiden Ser Tú Mismo en una CitaUna cita es un momento muy especial. Con frecuencia, hombres y mujeres pasan días esperando a que llegue ese momento y cuando se produce el esperado encuentro con la persona deseada, la situación no fluye con naturalidad porque los protagonistas pueden sabotear ese momento. ¿Qué cosas te impiden ser tú mismo en una cita y cómo ligar?

Querer agradar al otro

Es natural desear agradar a la persona a la que quieres seducir pero no al punto de dejar de ser tú mismo o de dar un peso desmedido a la opinión del otro. Tu valor no depende de lo que otra persona piense o considere sobre ti. Por esta razón, céntrate en disfrutar tú y en ser tú mismo para ser auténtico y natural. Así es como consigues que brille tu luz.

Nervios excesivos

Una cita produce cierto nerviosismo en forma de hormigueo en la boca del estómago, sin embargo, puedes controlar los nervios a través del control de la respiración o buscando ocupaciones durante las horas previas a una cita para no perder el tiempo pensando en el futuro. Cierra los ojos, respira profundamente e imagina una situación que sea gratificante para ti.

Malas experiencias del pasado

Existen personas que se han puesto una coraza a sí mismas como consecuencia de las malas experiencias del pasado. Crean un escudo protector para no volver a ser heridas pero de esta forma, nadie puede traspasar esa muralla en un primer momento. La otra persona se lleva una imagen totalmente distorsionada del otro.

Hablar demasiado

Como consecuencia del nerviosismo o del deseo de querer impresionar al otro, existen personas que hablan sin parar durante una cita sin darse cuenta de que el interlocutor también necesita su espacio y su protagonismo. Ten mucho cuidado con no convertir una cita en un monólogo.

No ser sincero contigo mismo

Una cita es la oportunidad para comprobar si la otra persona te agrada o no. Otro error posible es el de engañarte a ti mismo ante el miedo de perder una oportunidad y empeñarte en que surja la chispa cuando en realidad, nada fluye con naturalidad entre los dos. En ocasiones, las técnicas de ligar fallan porque falta química y eso no se fuerza.

¿Alguna vez has vivido una situación de este tipo?


Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.