6 Cosas que Nos Hacen Sentir Mal Con Nosotros Mismos

Ejemplos de situaciones que duelen y que nos hacen sufrir a todos en algún momento.

6 Cosas que Nos Hacen Sentir Mal Con Nosotros Mismos

Las principales heridas que acumulamos no son aquellas que nos enfrentan con los demás sino aquellos disgustos que tienen que ver con aquello que no nos gusta de nosotros mismos. En Psicología y Autoayuda enumeramos seis ejemplos de situaciones posibles. ¿Qué cosas no nos hacen sentir bien?

Seguir con los mismos defectos de siempre

Evolucionamos, sin embargo, a veces, nos observamos a nosotros mismos perdiendo energía en cuestiones que ya deberíamos haber superado. Hemos tenido tiempo de trabajar nuestros defectos, sin embargo, pasan los años y siguen ahí. En mayor o menor medida. Nuestros defectos nos frustran especialmente cuando hacen referencia a reacciones o comportamientos que podríamos haber evitado.

Orgullo

La palabra orgullo parece muy idealizada a nivel social. Sin embargo, la realidad es que en la mayoría de los casos, aquellas acciones que llevamos a cabo por puro orgullo no son más que una causa de la soledad que experimentamos después. Porque el orgullo tal vez nos haga sentir “fuertes” frente a los demás, pero también, nos hace sentir muy solos.

Envidia

La envidia es uno de esos sentimientos que se tapan y se reprimen como si no existiera. Sin embargo, la realidad es que la envidia es humana. Y cuando aparece, no te gusta sentirte de este modo pero al mismo tiempo te sientes desbordado por ese impulso irracional que nace en ti y que te lleva a no alegrarte por algún motivo de alegría para el otro.

Críticas destructivas

No nos gusta recibir críticas destructivas, sin embargo, es muy posible que nosotros mismos hayamos hecho algún comentario poco acertado a los demás en determinado momento. Lo cierto es que este tipo de palabras son tan improductivas que nos hacen sentir vacíos porque no aportan nada de valor. Al revés, generan una distancia en las relaciones personales.

Relaciones superficiales

Cualquier persona tiene relaciones superficiales y esto en sí mismo no es negativo. Lo que sí nos hace sentir vacíos es movernos constantemente en el plano de la superficialidad, mantener conversaciones totalmente impersonales, no mostrarnos tal y como somos, no tener tiempo y momentos para estar con personas con las que fluimos desde la autenticidad.

El fenómeno de las relaciones superficiales también está muy presente actualmente en Instagram donde todo parece reducirse al plano del “me gusta”. Pasar tantas horas delante de las redes sociales sin dar la misma importancia a los vínculos presenciales, es algo que nos afecta de manera negativa.

Es decir, lo negativo no son las redes sociales, lo negativo es el uso superficial que podemos hacer de ellas.

Nudos no resueltos

En el camino del vivir, todos acumulamos vivencias e historias. Y el pasado puede estar muy presente a partir de nudos que han quedado enquistados en el ánimo. Cuando esos nudos siguen ahí, a pesar del paso de los años, nos duele porque cada cierto tiempo vuelve a brotar ese recuerdo o esa herida que nos dice que eso está pendiente de resolver.

¿Cuáles son, desde tu punto de vista, esas situaciones que tanto nos duelen?

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.