Aprender INGLÉS ayuda a mejorar la AUTOESTIMA

El conocimiento del inglés es tan importante actualmente desde el punto de vista profesional al incrementar las opciones de contratación, pero también, desde el punto de vista personal, que aquellas personas que han alcanzado un buen nivel de comprensión lingüística en esta materia, también tienen una satisfacción personal alta. Sencillamente, porque han superado muchos de los frenos que tenían y han desarrollado sus fortalezas en la comunicación y expresión escrita.

Aprender inglés incrementa tu felicidad personal

Aprender Ingles - Mejorar Autoestima

Una de las razones por las que aprender inglés incrementa la autoestima personal es porque la práctica de este idioma te permite disfrutar de planes que enriquecen tu tiempo libre. Por ejemplo, puedes ir a la filmoteca para ver películas en versión original, ver las series extranjeras sin los matices del doblaje, viajar con mayor decisión, leer revistas y libros en inglés… ¿Cuáles son tus planes preferidos?

El conocimiento de este idioma es importante incluso en aspectos sencillos de la rutina. Por ejemplo, cuando lees un manual de instrucciones de un nuevo electrodoméstico que has comprado. La sociedad actual es, en esencia, global. El contexto de la distancia y del límite ha cambiado a partir de la nueva realidad de internet. Por ello, el conocimiento de este idioma aporta tanta satisfacción a aquellas personas que se expresan tan bien en ingés como en su lengua natal.

El inglés es uno de esos conocimientos en los que la persona siempre puede profundizar y avanzar. Más allá de la edad que tengas. Siempre puedes sumar vocabulario en un campo semántico, mejorar tu pronunciación, ganar autoconfianza en la expresión oral o resolver dificultades. Esto hace que, al estar logrando nuevos objetivos realistas de forma constante, sientas cómo cada paso que das en el conocimiento de este idioma es un añadido más en tu amor propio.

Por medio del aprendizaje del inglés incrementas tu nivel de atención y concentración porque fijas tu atención en el objeto de estudio. Y, también, pones en práctica lo aprendido a través de una perfecta combinación de teoría y experiencia. Puedes encontrar distintas motivaciones para aprender inglés. A nivel profesional, puedes encontrar muchos motivos para dar el paso de invertir este tiempo y este esfuerzo personal en lograr este objetivo.

Por ejemplo, posibilidad de acceder a mejores puestos de empleo con mejores condiciones de salario, si quieres ser emprendedor también tienes el conocimiento del idioma como un valor esencial para abrirte paso en el mercado internacional, si quieres escribir un blog y obtener ingresos a través de este medio podrás posicionar mejor tu página si escribes el contenido en inglés y castellano. Si te apetece vivir un periodo de tu vida en el extranjero, por ejemplo, durante el próximo verano, puedes elegir un destino en el que los habitantes se comuniquen en inglés. A nivel laboral, también estarás más preparado para realizar viajes de negocios.

¿Cuántos frenos te pones a ti mismo para no aprender inglés? “No tengo tiempo, me da miedo hacer el ridículo, ya es tarde para ponerme a ello, nunca tendré un buen nivel de pronunciación”… La pereza también es causa de autoboicot frecuente. El día en el que decides superar todos esos miedos, estás conquistando tu propia autoestima. Sencillamente, porque decides aprovechar tu tiempo, formarte y luchar por alcanzar tus metas sin dar tanta importancia a esas ideas que pasan por tu mente.

Una de las claves de la felicidad es ocupar tu tiempo en asuntos productivos. Objetivos que te ayudan a crecer personal y profesionalmente. Aprender inglés puede ser un entretenimiento interesante que te permite activar tu mente.

Superación de dificultades personales

Es evidente que en el proceso de aprendizaje también experimentas dificultades porque cada día es distinto. Existen días en los que te sientes más receptivo que otros. Sin embargo, por medio de la constancia y de la tenacidad que pones en práctica día a día, observas tu propia evolución como una razón objetiva para celebrar los resultados visibles que observas en tu capacidad de expresión.

Siempre que en la vida tienes un por qué puedes encontrar el cómo para llevar a cabo ese propósito. Por ello, cuando aprendes inglés porque así lo deseas, consigues aprender cuando en lugar de compararte con otras personas, te formas a partir de tu nivel y sigues tu propio ritmo de aprendizaje. Cuando deseas algo de verdad y haces que sea posible, estás más cerca de alcanzar tu felicidad vital. Por ejemplo, para aprender este idioma, los cursos de inglés en línea son una excelente opción pedagógica a través de la que progresas constantemente.

En la práctica de tu experiencia, observas vivencias que rompen con tus propios prejuicios y creencias emocionales. Por ejemplo, si pensabas que no estabas preparado para aprender inglés te das cuenta de que eso no es cierto. Sencillamente, porque celebras cada paso que das con realismo al sumar un nuevo concepto, aprender algo nuevo, mantener una conversación o alcanzar una meta que hace un tiempo te hubiese parecido impensable.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.