Consejos para mejorar la autoestima y PREVENIR EL ACOSO ESCOLAR

La lucha contra el acoso y el acoso cibernético es muy importante dentro del ámbito escolar y familiar. Se trata de dos espacios donde chicos y chicas pasan mucho tiempo y desde donde debe quedar muy en claro que no hay tolerancia hacia las prácticas centradas en atacar al otro, faltarle el respeto e infundirle temor. Tanto el acoso como el acoso cibernético son prácticas detestables que parten de una situación de desigualdad que los adultos deben poder frenar antes de que se conviertan en violencia física.

¿Qué es el acoso escolar?

Hablamos de situaciones de acoso escolar cuando, de forma intencionada y repetida, ejercemos violencia contra un compañero de estudios. Puede ser violencia física, pero también poner apodos, insultar, enviar mensajes amenazantes, amedrentar con fotografías o difundir rumores. Todas esas son prácticas que llevan adelante los abusadores para intentar amedrentar o simplemente humillar a su víctima.

Pese a que algunos adultos y jóvenes naturalizan las situaciones de acoso y las toman como “algo normal entre los niños y niñas”, lo cierto es que estas situaciones no deben ser toleradas y que hay que trabajar fuertemente en la educación para la convivencia para evitar que los abusadores sientan que tienen total impunidad para atacar a sus compañeros y compañeras. No es fácil para padres y madres lidiar con situaciones de acoso, pero existen consejos elaborados por especialistas que pueden ayudar a encauzar la temática y así convertirse en un apoyo para la víctima

1. Atención a las señales de alerta

El comportamiento de hijos e hijas es lo primero que hay que analizar para saber si estamos ante una persona que sufre acoso en la escuela. Normalmente se evidencia mayor nerviosismo o timidez, dolores psicosomáticos, miedo a ir a la escuela y baja en el rendimiento escolar.

2. Mantener la calma

Es importante tener un diálogo abierto y franco con nuestros hijos, por eso a través de las charlas calmadas podemos estar atentos ante cualquier indicio de acoso. Hay que transmitir siempre tranquilidad y la certeza de que estamos allí acompañando. Si nos mostramos enojados o nerviosos, lo más probable es que no quieran compartir lo que les pasa por miedo a nuestra reacción.

3. Fomenta la autoestima

Otro consejo muy importante para luchar contra el acoso escolar es fomentar la autoestima de nuestros hijos e hijas. Que sepan que son únicos y valiosos, y que las personas que atacan a otros por sus diferencias son las que están equivocadas. Que se sientan acompañados y suficientemente autónomos para enfrentar cualquier dificultad es clave.

4. Habla con el centro educativo

Los centros educativos están obligados a intervenir en situaciones de acoso escolar. Deben intervenir para sancionar a los acosadores. El trabajo conjunto permitirá trabajar sobre los alumnos que acosan, el verdadero problema en todo lo referido al acoso.

5. La importancia de los límites

Sea que tengas un hijo o hija que sufre acoso, o en el caso de que sean ellos los que acosan, lo importante es enseñar los límites. Aquellos que no se deben trasgredir ni dentro de casa, ni afuera. En la mayoría de los casos, los acosadores son alumnos y alumnas que no tienen esos límites establecidos en la familia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.