Los errores más comunes de los entrenadores deportivos

El entrenador deportivo cumple un rol muy importante a la hora de gestionar los recursos de un equipo, y entre los factores que se trabajan con mayores falencias, solemos encontrar cuestiones relacionadas con el aspecto psicológico. Esto se debe principalmente a que los entrenadores deportivos, en su mayoría, tienen una formación pura y exclusivamente centrada en lo físico, y suelen estudiar apartados relacionados con la mente, la motivación y la psiquis para más adelante en sus carreras. Y en realidad, para un correcto entrenamiento y desarrollo deportivo, la clave está en complementar ambos aspectos.

entrenadores deportivos

La importancia de una buena formación en los deportes colectivos

En las etapas de formación, una buena práctica de deportes colectivos es importante para el desarrollo físico y emocional de los individuos. Realizar un deporte competitivo, si bien es un estímulo para el crecimiento también es un refuerzo a valores positivos como la amistad, la superación y el compromiso. Pero si el entrenamiento no está bien orientado, se pueden reforzar elementos negativos que terminan repercutiendo en la personalidad y en la práctica deportiva en su conjunto.

Error #1 La técnica del refuerzo positivo

Los refuerzos positivos, del tipo “muchachos, si ganamos los siguientes tres partidos los invito a cenar”, terminan minando el verdadero sentido de progresión y desarrollo de los jóvenes. Un entrenador que hace este ofrecimiento, creyendo que esa recompensa externa es útil, termina demostrando a sus jugadores que lo importante no es el proceso y el crecimiento logrado como equipo, sino los resultados. No importa cuánto nos comprometamos con el equipo, cuanto nos esforcemos y tengamos buenos valores en la cancha, lo único que importa es ganar.

La aplicación de la técnica psicológica del refuerzo positivo puede ser útil, siempre y cuando se use como motivación el propio deporte y la mejora en el mismo. No como una recompensa por obtener resultados específicos. De lo contrario se genera un deportista que solamente valora la victoria a cualquier precio.

Error #2 Autoritarismo

Los entrenadores autoritarios son aquellos que no toman en cuenta el feedback de los deportistas. Están convencidos de que sus estrategias y técnicas de entrenamiento son las adecuadas y llevan adelante sus rutinas sin ningún tipo de modificación que no surja de sus propias decisiones. Es muy complejo trabajar con una persona autoritaria, y más en un ámbito como el deportivo, donde la construcción de un equipo de trabajo es fundamental para lograr los mejores resultados en cada competición.

Los entrenadores deportivos autoritarios terminan generando, en el desempeño general del equipo, respuestas y tácticas confusas. También reduce la capacidad de confianza entre los miembros del equipo, ocasionando así situaciones de mayor complejidad y competitividad hacia el interior propio de las personas que integran el equipo tanto en lo deportivo como en lo formativo, administrativo y profesional.

Estos dos errores, muy ligados a lo psicológico y la manera en la que se refleja la personalidad y la interacción de las personas, deben trabajarse para evitar que afecten el potencial del equipo. Al subsanarse, se consiguen excelentes resultados y un estilo de trabajo mucho más agradable para todos.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.