Estudio PsicoSociológico: ¿Nos afecta acariciar un Peluche en nuestras Decisiones?

¿Cómo puede afectar pequeños detalles cotidianos en nuestras emociones y comportamiento?

¿Cómo puede afectarnos tener un peluche?

Hay numerosos pequeños detalles que pueden ser determinantes en nuestras emociones y comportamiento.  Por ejemplo:

  • Los mueble que tienen forma redonda nos hacen sentir más cómodo y confiados
  • así como una habitación fría nos hace ser más indiferente y aislarnos más
  • mientras que cruzar una puerta nos ayuda a olvidar.

Entonces, ¿cómo nos podría afectar acariciar un peluche?

Los Investigadores de la Universidad  Nacional de Singapur han ideado un curioso experimento con 3 grupos de personas:

  1. Crearon un grupo de personas y mediante unos falsos cuestionarios de personalidad le intentaron transmitir una sensación de exclusión social. Algunas de las afirmaciones eran “ Soy del tipo de personas que llegará sola al fin de su vida”.
  2. Por otra parte crearon otro grupo donde sentaron bases para crear una situación grupal incómoda diciéndoles “Odio tener que decirte esto pero nadie te eligió para que formases parte de su grupo”.
  3. A un tercer grupo no se le realizó ningún tipo de prueba.

Posteriormente, a cada persona se les dijo que tenían que evaluar un producto: un osito de peluche de unos 80 centímetros.

  • Una parte del grupo podía tocar el oso
  • otra lo tenía que evaluar desde la distancia.

Los investigadores pretendían saber cómo se promovía la sensación de estar socialmente excluidos y su interferencia en la voluntad de las personas en colaborar en experimentos futuros como compartir dinero con terceras personas mediante un juego con motivación económica. Así, se preguntaban si tocar un oso de peluche podía incidir en sus decisiones.

Resultados del estudio con el Oso de Peluche

Los resultados fueron los siguientes, las personas que se sintieron socialmente excluidas y tocaron el oso de peluche se mostraban más cooperativos y con deseos participativos en posteriores experimentos y a compartir dinero generosamente con otros participantes. Por otra parte también tuvieron emociones más positivas. Sin embargo, el oso de peluche no tuvo ningún efecto en aquellas personas que no se sometieron a ninguna prueba.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.