Razones para evitar decir “porque sí”

Porque sí, porque yo lo digo, porque así es, todas estas son frases que pueden resultar bastante dañinas, psicológicamente hablando.

Lamentablemente, son frases con las que nos encontramos muy frecuentemente, desde la infancia, por parte de padres, profesores, familiares, etc. Es común que los padres, en su condición de encargados de la educación y crecimiento de sus hijos, piensen que sus acciones no necesiten justificación alguna; finalmente, ellos son los padres y si se equivocan, no pasa nada, porque también son humanos. Además, ellos son la figura de autoridad, así que no deben de rendir cuentas a nadie. Esto es una verdad a medias.

hijos malcriados

Es verdad que los padres tienen el derecho e incluso la obligación moral de ejercer la gran mayoría de la autoridad sobre sus hijos, siempre y cuando no se ponga en riesgo su integridad, sus derechos, su dignidad ni su salud. Por ello, se aclara que no deben de pedir permiso a los hijos para educarles de tal o cual manera, ya que les podría provocar muchos problemas a los infantes.

niños llorando

Al decir que se deben evitar frases como las mencionadas al principio, nos enfocamos en los aspectos psicológicos tan fuertes que implican. Para empezar, enseñan a sus hijos a evitar el diálogo, a imponer su voluntad cuando sean mayores. Les quitan de la oportunidad de aprender a razonar, a buscar información que corroboren sus puntos de vista.

 

Los niños, por más pequeños, aprender estas conductas de sus padres. Llegado el momento, ellos aprenderán a argumentar sus respuestas, o aprenderán que un porque sí lo resuelve todo, sólo para encontrarse con que no es así. Además, muchos psicólogos afirman que estas respuestas tienden a provocar que, cuando no se puedan salir con la suya con un “porque sí,” pueden reaccionar desfavorablemente ante la frustración.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.