Alison Lapper: un ejemplo de superación personal

Alison Lapper nació en el año 1965 en Inglaterra con una particularidad que le marcaría de por vida: no tendía brazos y sus piernas serían más cortas de lo normal.

Alison, lejos de venirse abajo, ha sido todo un ejemplo de superación para la sociedad británica y para todas las sociedades en general.

Fue abandonada por sus padres cuando tenía cuatro meses, así que pasó toda su infancia en un colegio de disminuidos.

Desde los tres meses han intentado implantarle brazos y piernas artificiales, pero ella misma afirmaba que aquello  era pesado y poco confortable y, cuando cumplió 12 años, comprendió realmente que era minusválida.

Pero Alison no se resignó y, con 19 años, viajó sola a Londres para diplomarse en Bellas Artes y convertirse en una reconocida pintora. Su pintura ha sido premiada con la mayor condecoración de Inglaterra, el MBE (Member of the British Empire).

Alison quedó embarazada pero también fue abandonada por su novio. Decidió seguir adelante a pesar del temor a que el bebé heredara su deficiencia. Por suerte, Parys nació perfectamente sano. Alison le dio el pecho y continuó con su trabajo como pintora, como cualquier madre independiente.

A lo largo de su vida ha tenido que soportar exclusiones y miradas de rechazo por ser diferente, pero ha sabido ver el lado positivo y salir adelante.

Alison es todo un ejemplo de superación personal que debería hacernos reflexionar sobre nuestra vida y aprender a valorar todo lo que podemos realizar y lo que tenemos.

También te puede interesar: Historias de superación personal.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.