‘El arte de amargarse la vida’, AUTOAYUDA para ahorrar problemas

‘El arte de amargarse la vida’ de Paul Watzlawick es una interesante propuesta literaria interesante para la formación en psicología. Parte de una idea bastante controvertida, que el autor establece: “nuestra creatividad para amargarnos la vida es infinita”. A través de este libro, se busca generar una visión diferente acerca de la situación cotidiana que te amarga y arruina el día.

En ‘El arte de amargarse la vida’ el autor explora la autoayuda con una recopilación de de actitudes y conductas que frecuentemente llevamos adelante en nuestro día a día a día, y que nos terminan perjudicando en nuestras actitudes y relaciones. El objetivo final del libro es que el lector pueda identificar aquellas acciones, conscientes o inconscientes, que nos obstaculizan y trabajar para modificarlas. Todo ello para lograr una mejora en el crecimiento personal.

Fidelidad a uno mismo

En su obra, Watzlawick hace especial énfasis en la necesidad de ser fiel a uno mismo a sus gustos, ideas y pensamientos. Hacer lo que realmente deseamos y lo que sentimos que necesitamos hacer. Ser fiel a uno mismo, es tener la convicción de que la única opinión correcta acerca de lo que hay que hacer, es la propia.

Esto también implica asumir la responsabilidad de nuestras decisiones, escuchar nuestra voz interior y perseguir siempre los sueños y metas que nos proponemos. No hay que frenar nuestros deseos por lo que opinan los demás, esa es una traba que se repite mucho en las personas, limitando nuestro crecimiento personal.

La forma más habitual de amargarse la vida es dejando de ser fiel a nosotros mismos. A partir de allí, las demás decisiones también terminarán afectando negativamente nuestro camino hacia la felicidad y el bienestar.

Las profecías autocumplidas

Este tipo de pensamiento sobre el futuro, termina creando que se origine aquello que profetizamos. Si somos personas convencidas de que vamos a fracasar al intentar un determinado objetivo, lo más probable es que realmente fallemos. La fuerza de la creencia en uno mismo y en lo que hacemos es fundamental. No es lo mismo encarar un proyecto pensando en dar lo mejor, que en fallar porque no sabemos hacerlo.

El aprendizaje es un proceso, y los errores y fallos una oportunidad de seguir recabando información para hacerlo aún mejor. Pero esto siempre dependerá de la manera en la que decidimos encarar el proyecto. Si nos tiramos para abajo desde el minuto 1, la profecía autocumplida hará que fallemos

No busques planear todo, aplica la espontaneidad

Ser espontáneo y natural tiene mejores resultados que utilizar complejos esquemas de organización. La clave está en dejar que las cosas fluyan, no forzarlas. Exigir a los otros una respuesta o una conducta genera que, al no darse, aparezca la frustración. La clave para no amargarnos la vida es dejar que las cosas vayan siguiendo su rumbo natural. Dejar que las emociones y las actitudes se desarrollen sin forzarlas. Esa es la clave que guía a las personas a vivir mejor y sentirse realizadas.

No obligues a nadie a quererte, no quieras a nadie por obligación. Amar, querer, respetar y ser espontáneos son el camino a la felicidad y a no amargarnos el día a día.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.