Cinco Tips para Descartar a un Mal Pretendiente

Cinco Tips para Descartar a un Mal PretendienteEn la fase de conquista y de seducción es relativamente sencillo mostrar el mejor lado de uno mismo para gustar al otro porque cuando una relación está en una fase superficial solo reluce lo bonito.

En cambio, conforme avanza la relación y crece el autoconocimiento llega el momento de ver al otro sin máscaras ni artificios. ¿Cómo identificar a tiempo a un mal pretendiente?

Rasgos de un mal candidato

1. Un mal pretendiente es aquel que solo queda a la expectativa de tus gestos y actitudes. Es una persona que no toma la iniciativa en los planes y solo responde a las ideas que tú propones. Apuesta por una relación en la que haya un feedback positivo.

2. Valora cómo trata esa persona a los demás. ¿Cómo te habla de sus compañeros de trabajo? ¿Te habla de algún buen amigo? Observa también cómo atiende el teléfono cuando le llaman por teléfono.

3. Un pretendiente que olvida las citas, las anula en el último momento o llega tarde una vez tras otra muestra que no valora tu tiempo. Estas son tres cosas a evitar en una cita. Es un mal comienzo para una bonita historia de amor. Por tanto, corta la situación cuanto antes.

4. Si existen personas de tu entorno más cercano que te han hablado mal de ciertas actitudes que esa persona tuvo con anteriores parejas entonces, puede ser positivo que si das crédito de verdad esa información, seas objetivo para entender que es muy probable que esa persona no haya cambiado.

5. Un mal candidato es aquel con el que te aburres en las citas porque no tenéis afinidad, le falta de conversación y sois tan diferentes que no tenéis punto de encuentro.

Rasgos de un buen pretendiente

Un buen pretendiente es una persona detallista que aprovecha la mínima ocasión para verte y hablar contigo. Es una persona que te respeta de verdad. La relación va de menos a más en un proceso gradual.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.