Parejas Abiertas: Una opción?

El concepto de parejas abiertas suele confundirse con infidelidad, engaño y poligamia; aunque se refiera a una relación en la que ambos miembros consienten las relaciones sexuales ocasionales con otras personas. ¿Estás listo para este tipo de relación?



Las parejas abiertas proliferan ante nuestros ojos. Relaciones en las que no existen conceptos como fidelidad, exclusividad o engaño parecieran ser la respuesta al ritmo agitado de nuestras vidas. Las premisas bajo las cuales discurren las parejas abiertas suelen ser confundidas con la poligamia y la infidelidad, aunque no tenga nada que ver con ello.


En primer lugar definimos las parejas abiertas como aquellas en las que, bajo reglas más o menos consensuadas, ambos miembros pueden tener relaciones sexuales ocasionales con otras personas, por lo que no existe algo como el engaño o infidelidad pues ambos miembros son conscientes de las acciones de su pareja. No es lo mismo que la poligamia, pues no se trata de mantener varias relaciones en paralelo, sino que existe la libertad de tener relaciones basadas única y exclusivamente en el sexo; de hecho, una de las reglas de este tipo de pareja puede ser no pasar más de una noche con la misma persona, para evitar involucrarse a nivel sentimental.


Si bien es cierto que hasta en los estatus civiles de Facebook se incluye esta opción y está ampliamente diseminada en la comunidad heterosexual y homosexual, como el grado máximo de confianza y libertad en parejas, es pertinente preguntarnos si nuestro sistema de creencias, moral e ideales son capaces de adaptarse a este estilo de vida, si tenemos la madurez suficiente para aceptarla o si sencillamente, es totalmente incompatible con lo que somos.


El concepto de pareja abierta puede parecer atractivo y hasta perfecto, pues la relación podría fortalecer su confianza; pero desde mi perspectiva pocos individuos estamos preparados para enfrentarnos a este tipo de libertad. La idea de amor que nos enseña nuestra sociedad exige la exclusividad sexual y sentimental, por lo que sería muy difícil deslastrarnos de estas premisas. Muchas veces es uno de los miembros quien propone este sistema, mientras que su pareja lo acepta por miedo a perderla y sigue sintiéndose traicionado y burlado.


Es por esto que si te enfrentas a una persona que desea aceptar este tipo de relación, debes cuestionar si el estilo de vida de las parejas abiertas es el indicado para ti. Si te hace sentir incómoda de cualquier forma, recházalo de plano, pues lo más importante en una relación es brindar respeto, hacia el otro pero sobre todo para ti mismo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.