Terapia de pareja, una opción para renacer

Dos personas involucradas en una relación pueden llegar a plantearse en algún momento ir a terapia. Equivocadamente se piensa que es la última opción para salvar un matrimonio pero en realidad debe ser tomado como algo natural, precisamente para evitar llegar a esas instancias.

Pareja

Hay momentos en que las parejas deciden empezar a buscar ayuda profesional sin saber exactamente que esperar, simplemente con la voluntad de intentar algo nuevo, algo diferente que les ayude a salir de ciertas situaciones o dar la fuerza para enfrentar otras. En este post te contamos todo lo que podes esperar en una terapia convencional de parejas.

La pareja es una construcción conjunta que van realizando los dos miembros de una pareja. A veces sucede que es necesario restablecer el vinculo y en la terapia la pareja puede analizar de mejor manera en que punto se encuentran para poder definir objetivos para el futuro.

Ambos miembros deben tomar u n papel activo para lograr aquellos objetos propuestos, el profesional, oficia como guía para lograrlo. En terapia se exploran y evalúan las diferentes aéreas que afectan a la pareja, como una correcta comunicación, buena sexualidad, ocio, metas comunes, etc. De este modo se pueden percibir cuales son las áreas que mas problemas presentan y en que se afianza la pareja, sus puntos fuertes.

Si estas construyendo una pareja, como dijimos previamente, no conviene esperar a que se desmorone `para hacer algo. Es mejor ir trabajando poco a poco en ella todos los días, no esperar a estar a punto de dejar todo. La capacidad de comunicarse, crear metas, mejorar en el manejo de conflictos o adaptarse a ciertos cambios son herramientas que benefician a cualquier pareja.

En una terapia siempre hay tres personas, y no nos referimos al profesional que hayan elegido. Siempre en una sesión están presentes, los dos miembros de la pareja y la relación en si. Por este motivo es que los tres “individuos” han de tener su propio espacio durante las sesiones. Se trabajara de manera conjunta, sin embrago habrá sesiones individuales para cada miembro de la pareja. Esto no significa bajo ningún concepto que el profesional tomara partido por alguna de las partes, el foco esta en lograr los objetivos de la pareja.

Siempre tendemos a acudir a la ayuda profesional como ultimo recurso, no solo con los temas de pareja. Sino cuando la gente consulta por otros motivos. En general tendemos a agotar todas las ideas disponibles antes de recurrir a un profesional.

Las crisis pueden ser una gran oportunidad para mostrar que se esta haciendo para evitar que la construcción conjunta tambalee. Por lo tanto, es una oportunidad para establecer dinámicas diferentes que brinden una base más solida, más segura, y una nueva colaboración que genere una relación estable y muy duradera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.