¿Es posible apostar por una relación a distancia?

En estos tiempos, cuando viajar a otros países, ya sea por trabajo o por placer, nunca había sido tan fácil, es frecuente que surjan relaciones con protagonistas que pertenecen a países y culturas distintas, que se cruzan en cualquier punto del planeta y que atraídos por esas mismas diferencias de carismas, se prometen amor eterno mientras dura su travesía juntos.

El problema llega en el momento de las despedidas, cuando uno de los dos regresa a su hogar, porque tarde o temprano tenía que volver y ambos lo sabían.

¿Es posible mantener una relación a distancia? ¿Por cuánto tiempo? ¿Es justo prometerse amor eterno antes de separarse? Más allá de los viejos refranes que nos aseguran que “el amor no tiene barreras”, se impone una realidad que obliga a mantener el amor, la pasión y la confianza a miles de kilómetros de separación, sostenida por una línea de teléfono o una conexión a internet. Queda fuera de juego las relaciones sexuales y el cariño demostrado con caricias y se imponen crear nuevas formulas para sustituir esas carencias a través del lenguaje que es la única herramienta que se posee.

Aceptar una relación virtual por tiempo indefinido es algo que en la teoría se puede plantear, pero que en la práctica difícilmente funcionará porque una vida en pareja necesita de componentes reales para que sea completa.

Si se es consciente de que la relación a distancia no es sostenible, la siguiente disyuntiva que se crea es aún más complicada: Uno de los dos debe ir a vivir al país del otro, y lo hará solo por amor. No decidirá si le gusta aquella cultura, si entiende el idioma, si se adapta al clima, tendrá que aceptar dejar atrás su familia, su trabajo y su vida, y todo lo hará por amor.

Y aquí es cuando la pareja tiene que ser lo más sincera que pueda, tienen que reflexionar y evaluar si los sentimientos que les unen son lo suficientemente fuertes para resistir esos sacrificios. Dejar de un lado los sueños edulcorados y ser capaces de admitirse el uno al otro si tanto esfuerzo será recompensado. Y es por ese mismo amor que se procesan que tendrán que admitir si serán capaces o no de sostenerse juntos en esas condiciones, porque si se mienten, ahí, no están demostrando amor.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.