¿Cuáles son las causas que nos pueden provocar un ataque de pánico?

Los ataques de pánico son muy comunes y son varias las causas que pueden provocar su aparición. Es importante que mencionemos que muchos de los síntomas se deben a una elevación de la adrenalina en nuestro organismo, lo cual lo activa desmedidamente.

  • El agotamiento, la sobrecarga nerviosa o la ansiedad latente debido a conflictos psíquicos, juegan un papel relevante en la aparición de un ataque. Además de la tensión emocional también aparecen causas físicas que parecen tener repercusión de lo que un principio se pensaba, destacar:
  • Niveles bajos de glucosa o ayuno prolongado.  Si nuestro organismo se encuentra en un estado de emergencia nutritiva, utiliza la adrenalina para abrir los canales de reserva de glucosa del hígado., lo que puede provocar síntomas propios de un ataque de pánico.
  • Problemas en el oído interno. Los problemas de oído pueden llegar a producirnos mareos, percibiendo que todo lo que tenemos a nuestro alrededor se mueve y esos mareos nos pueden asustar más de la cuenta.
  • Tensión arterial baja.  Al privar de oxígeno al cerebro, podemos experimentar ansiedad, mareos y desmayos. Es muy conveniente vigilar este aspecto.
  • Reacción a un fármaco. Los tranquilizantes y los antidepresivos pueden también provocar problemas de ansiedad al principio del tratamiento. Por lo que debemos de estar informado de que esto puede suceder y que eso no nos pille de improviso.
  • Dejar de fumar o dejar el alcohol. Es lo que se conoce como “el mono” o síndrome de abstinencia.  Los síntomas pueden ser temblores, agitación y nerviosismo.
  • Ropa muy ajustada. Sobre todo en la zona del pecho, ya que puede conducir a estados de hiperventilación produciendo temblores, agitación y nerviosismo.
  • Problemas digestivos. Aquellas molestias que nos oprima el diafragma puede provocarnos sensaciones muy desagradables, pudiendo conducirnos a niveles de angustia que puedan desembocar en pánico.

Por lo que se recomienda, controlar estos factores, para evitar situaciones de riesgo que puedan conllevar un ataque de pánico. Si no se pueden evitar, el hecho de saber por que ocurre nos puede ayudar mucho a afrontar la situación.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.