Creando Nueva Familia después del Divorcio ¿Es posible?

0

Anteriormente, la posibilidad del divorcio era visto como un tema tabú del que la familia no hablaba pues podía ser objeto de discriminación o rechazo de la sociedad hacia los miembros de la pareja o los hijos resultantes de esta por lo que lo correcto y adecuado era continuar con el matrimonio por “el bienestar de los hijos” hasta que la muerte los separase sin importar la calidad de vida en pareja que se llevara.

Actualmente el divorcio ha abierto las puertas a nuevas parejas y nuevos tipos de familias, descartando el modelo de familia que existía años atrás. A las familias creadas tras la separación se les conoce como familias reconstruidas y se caracterizan por estar compuestas por el padre o madre que obtuvo la custodia, la nueva pareja del hombre o mujer, los hijos que la nueva pareja tenga y los hijos que se obtengan del nuevo matrimonio.

Consejos para Reconstruir una Familia tras el Divorcio

Dada la nueva relación, es necesario conocer algunos aspectos para comenzar la familia de la mejor manera para la pareja y los hijos de ambos miembros, aquí algunos consejos:

  • Dar a los hijos un periodo de adaptación. En este periodo es normal que surjan dudas y complicaciones, sobre todo con respecto al padre que quedó fuera de esta relación, rechazo a la nueva pareja. Es necesario tomar en cuenta la opinión de los hijos con respecto a la nueva pareja pero no su permiso, hay que dejarles claro que la nueva pareja NO va a sustituir a su verdadero padre o madre ni va a dejar de verlo o quererlo, son amores que nunca cambiarán a pesar de que la relación entre sus padres no funcionara.
  • No forzar las relaciones entre los hijos y la nueva pareja. Muchas veces en las nuevas relaciones algunas personas se empeñan en que se le llame “mamá” o “papá” a la pareja actual para que adquiera autoridad y afectividad en los hijos, sin embargo esto puede causar confusión y malestar en los hijos pues puede ser que aún piensen en la nueva pareja como el “usurpador” del puesto del padre o madre biológico, por lo que el término familiar debe ser elegido por los hijos.
  • Sea paciente respecto a la afectividad. El hecho de que los hijos pregunten por el padre o madre biológico puede causar la sensación de que le quiera más que a la nueva pareja, generando dudas o malestares. No cause rivalidad contra su ex pareja preguntando al niño “a quién quiere más” ni tratando de comprar el amor de los hijos con regalos o permitiendo conductas desagradables para parecerle más “cool”. En estos casos es importante que los hijos comprendan que son dos tipos de amores diferentes y no tienen que competir entre sí.

Las familias reconstruidas requieren de mucha paciencia, tiempo de adaptación y comprensión sin prisas ni presiones para todos los miembros, en los casos donde existan problemas serios de adaptación con la nueva familia es aconsejable acudir con un profesional.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here