La esquizofrenia en NIÑOS

Esquizofrenia

El día de hoy hablaremos de la esquizofrenia infantil, cuáles son los síntomas, sus causas y los mejores tratamientos. La esquizofrenia infantil es un trastorno que puede llegar a aparecer en las primeras etapas de la infancia y su pronóstico es grave.

Los expertos en la materia consideran que se trata de un trastorno que es incapacitarte, complejo y crónico. En muy pocos casos se suele dar en los niños. Si bien es una enfermedad que forma parte del espectro de la esquizofrenia recibe un nombre específico porque los pequeños que la sufren manifiestan un estado muy homogéneo con un pronóstico que, por lo general, es poco favorable y debe ser diagnosticado lo antes posible para poder frenar el empeoramiento de los pacientes.

Estos pequeños, lo mismo que sucede con los adultos, sufren alucinaciones y delirios, ademas de presentar diferentes anormalidades cerebrales y factores de riesgo genéticos que dan explicación al desarrollo temprano de la enfermedad.

Gran parte de los casos es diagnosticado por medio de la presencia de alucinaciones, un síntoma muy llamativo a ciertas edades. Pero no es el único síntoma que se hace presente en niños. Lo mismo que sucede con los adultos es un cuadro psicótico muy diverso e incluye distintos síntomas, tanto psicóticos como desorganizados.

Síntomas psicóticos

Este es uno de los principales causas que pondrá en señal de alerta a los padres, la presencia de alucinaciones. En términos generales se puede decir que las más frecuentes y comunes son las alucinaciones auditivas como voces negativas o desagradables que le hablan a los pacientes o lo llaman. Los sonidos o ruidos son menos frecuentes, pero son cuadros más severos.

En ciertos casos se pueden encontrar alucinaciones visuales, se pueden ver personas, formas o colores que no se encuentran presentes en realidad, incluso estas alucinaciones pueden ser de características religiosas.

Otra manifestación es la presencia de delirios, recordemos que esto es una creencia sin fundamentos y rígida a la que el niño se agarra, el contenido es inverosímil y muy complicado de creer. Debemos tener presente que los niños, de por sí, son individuos muy imaginativos por eso es bastante común confundir los delirios con las fantasías que pueden ser distintas según la creatividad de los pequeños.

Síntomas de desorganización

En la esquizofrenia infantil podemos ver comportamientos de tipo extravagante, por ejemplo, comportamientos sociales extraños, con poca lógica o preferencias poco usuales con la comida. Lo mismo que en el caso anterior es necesario separar la incoherencia propia de los niños con las características que no corresponden a los niveles evolutivos de los pequeños.

De todas estas manifestaciones la que es más común son las sociales o las motoras. Antes de realizar un diagnóstico es normal que los padres hablen de gestos, muecas extrañas o posturas poco usuales. Los niños tienen una gran tendencia de hablar de temas extravagantes o no poder seguir el hilo de una conversación. Son descritos como ‘raros’ por el resto de sus compañeros.

Causas de la esquizofrenia infantil

La causa directa de este trastorno es desconocida, pero si se saben de distintos factores de riesgos. Por ejemplo, tener familiares de primer grado con esquizofrenia incrementa la probabilidad de sufrir de este trastorno, de manera que existe una carga genética en su desarrollo.

La presencia de ciertos trastornos como ansiedad, problemas de conducta, TDAH suelen acompañar la esquizofrenia infantil. También es más frecuente en familias con pequeños con estos trastornos en las que se expresan las emociones con una mayor intensidad.

Distintas investigaciones describen que ciertas complicaciones en el parto pueden generar algunas anormalidades dentro del desarrollo neurológico y posteriormente la esquizofrenia.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.