¿Cómo afecta la pérdida auditiva a nuestra autoestima?

En la actualidad hay dos tipos de pérdidas auditivas. Las tratadas y reconocidas, las cuales suelen ser reconocidas como problemas naturales y las no tratadas. Estas últimas suelen ser las que más problemas provocan. No solo porque el paciente afectado suele intentar ocultar a los demás y así mismo el problema, sino por las consecuencias que suelen ir acompañadas de esa pérdida no tratada.

Como nos informa uno de los expertos del centro auditivo en Vic de https://www.audifono.es/centros-auditivos/cataluna/vic, el primer paso es el más complicado para la persona afectada por ese mal. A nadie le gusta aceptar que ha perdido audición y mucho menos comunicárselo a los amigos y seres queridos. Pero como nos indica el experto, es fundamental verlo desde un punto de vista natural para que el problema no vaya a más. Se ha demostrado que cuanto antes se tomen medidas, antes se puede solucionar el problema y se evita que la pérdida pueda aumentar.

perdida auditiva y autoestima

¿La autoestima se ve afectada por la pérdida auditiva?

La respuesta es sí. A través de muchos estudios universitarios se ha podido comprobar un deterioro importante de la autoestima de las personas que sufren pérdida auditiva. Una vez que comienzan a notar que no escuchan correctamente, sus emociones comienzan a verse influidas de manera negativa.

El problema viene dado en que muchas de esas personas no ponen solución al problema hasta que es demasiado tarde como hemos comentado anteriormente. Según el estudio, las personas que toman medidas de manera prematura son personas que apenas sufren un deterioro de la autoestima. En cambio, las personas que tienden a ocultar el problema son personas que hunden su autoestima a niveles realmente bajos. Todo eso provoca una imagen diferente y negativa a los demás que hace que el problema vaya todavía a más. La bajada de autoestima en muchos casos es tan grave que en ocasiones el problema puede provocar depresiones realmente graves, de las cuales luego es muy complicado salir.

Por otra parte, para muchas personas llevar audífonos puede llegar a ser muy traumático, lo que hace que su nivel de autoestima sea muy bajo. Pero por suerte en ese caso hay solución. Una persona que ya quiere llevar audífonos es porque ha aceptado el problema, es decir, ha aceptado parte del problema que sufre. Ahora es el momento de llevar audífonos para poder escuchar correctamente. Pero no hay que tener miedo a llevarlos por el que dirán los demás. Es una herramienta que permite escuchar correctamente, por lo que, sí hay que llevarlos, hay que llevarlos. Además, como leemos aquí, en la actualidad hay una amplia variedad de audífonos invisibles entre los que elegir. Como nos informan en ese artículo, son muy cómodos de llevar y de usar. Y si a eso sumamos que realmente son muy discretos, serán muy pocas las personas que se den cuenta de que la persona los lleva puestos. Es una herramienta muy usada por las personas con pérdida auditiva y que además quieren mostrar una buena imagen hacia los demás. Lo importante es tener claro que son necesarios para poder disfrutar de una vida normal.

Principales consecuencia psicológicas de la pérdida de audición

Nuestros expertos nos han comentado que la pérdida de audición en muchas ocasiones puede venir acompañada de problemas psicológicos. Por suerte, esos efectos psicológicos sólo afectan a las personas no tratadas. Por ese motivo, una vez más volvemos a recomendarte ponerte en manos de profesionales para evitar que la pérdida de audición pueda provocar efectos secundarios todavía más graves.

Como hemos podido saber, el principal efecto secundario es la vergüenza. Se ha demostrado que las personas afectadas piensan más en lo que dirán los demás que en su propio bienestar. No se atreven a decir que tienen problemas de audición y mucho menos a llevar un audífono. Todo eso normalmente se suele traducir en culpabilidad e ira.

Otro de los problemas de no poder escuchar correctamente es la pérdida de concentración. Se ha demostrado que las personas tienden a estar menos concentradas porque solo se centran en su problema. Además, al no poder escuchar a los demás, siempre dan la sensación de aislamiento, el cual puede llegar a ser real en caso de que el problema se alargue en el tiempo.

La ansiedad y la desconfianza también suelen ser problemas psicológicos provocados por la pérdida de audición. Es más, la ansiedad puede provocar tristeza y depresiones que en algunos casos pueden llegar a ser muy graves. Para evitar llegar a esa situación es vital aceptar el problema cuanto antes.

Principales consecuencias físicas de la pérdida de audición

Pero las consecuencias no solo se quedan a nivel psicológico, sino que también suelen afectar al físico de la persona. Como leemos en el siguiente post de Mentendencias, para evitar llegar a ese extremo, te invitamos a usar un buen audífono que te permita mejorar la calidad de vida. En la actualidad hay una amplia variedad de marcas de audífonos para la sordera, eso hace que cada persona pueda elegir el que mejor encaja con sus necesidades.

Como se nos informa, la pérdida de audición no tratada suele provocar cansancio y tensión en los músculos. Eso se debe a que la persona tiene que estar en constante alerta para no dar señales de falta de audición. Eso hace que el cuerpo consuma mucha energía y se traduce en un cansancio general y muscular constante.

Además, con el paso del tiempo, el problema suele evolucionar. Eso significa que puede provocar problemas de sueño, alimentación o incluso estomacales que hacen que el problema cada vez sea más grave. Incluso puede afectar en las relaciones sexuales con la pareja de manera involuntaria.

Y como nos indican los expertos, cuando el problema sigue evolucionando, suele ser común la aparición de los temidos vértigos y o el estrés. Una vez más, el estrés estará presente y puede llevar a que sea más fácil caer en una fuerte depresión.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.