Como decir que no en el trabajo y no morir en el intento

Como seres humanos, solemos buscar agradar y demostrar lo que valemos a los demás. Esto generalmente nos hace aceptar propuestas que quizás no nos agraden mucho en todos los ámbitos de la vida, pero fundamentalmente en el laboral. Desde atender a reuniones fuera de nuestro horario de trabajo, hasta salir de after office con los compañeros pueden llegar a ser cosas que no deseamos realizar, pero que hacemos de todos modos.

Trabajo 1

Para algunas personas, decir que no es muy difícil. Esa conducta complaciente puede ser fruto de diversos motivos. A veces buscamos complacer a terceros y aceptamos cualquier proposición porque creemos que es lo que se espera de nosotros. Esto nos garantiza una elevada deseabilidad social en nuestra mente. Otro motivo puede ser un profundo miedo al rechazo, creemos que seremos mas queridos o mas valorados por los demás mostrándonos de acuerdo en todo y no presentando conflictos.

Otra posibilidad seria el temor a represalias, esto seria aceptar cualquier cosa por miedo a, por ejemplo, un posible despido. La falta de asertividad también es otra causa. A veces podemos sentirnos incapaces de decir que no sin herir a nuestra contraparte, por lo que terminamos accediendo a su pedido. La autoestima es primordial en estos casos ya que puede suceder que debido a nuestra falta de confianza propia creamos que si tenemos la “suerte” de que nos propongan algo, no debemos desaprovecharla jamás.

Pero por el contrario de lo que estos pensamientos nos infunden, aceptar a diestra y siniestra todo lo que se nos proponga puede tener serias consecuencias negativas. En nuestro intento de complacer al resto, lo confundimos ya que esa actitud oculta nuestra limites.

Las personas que no logran aprender a decir que no en el ámbito laboral pueden tener serios `problemas emocionales. Baja autoestima, soledad emocional ansiedad, irritabilidad, tristeza o culpa, que pueden devenir en síndrome de exceso de trabajo, burnout o ataques de ira.

Hay distintas estrategias para lograr decir que no en el ámbito de trabajo sin mayores problemas, son estrategias que nos permiten rechazar propuestas con asertividad anteponiendo nuestros valores, necesidades e intereses.

Técnica de la alternativa

Consiste en aportar opciones al proponente, acercando alguna solución o modificando las condiciones con las que no estamos cómodos.

Técnica del disco rayado

A veces puede suceder que nos encontremos con alguien que puede ser bastante insistente en su propuesta. Aquí hay que ser firmes en la negativa contestando siempre con la misma premisa.

Trabajo 2

Técnica del aplazamiento

Quizás solo quieras decir que no, por el momento. A veces hay propuestas buenas que no queremos descartar de plano. Siempre es bueno ante cualquier idea, pedir un tiempo para meditarlo.

Last updated on 20 septiembre, 2021 8:27

Técnica del banco de niebla

Consiste en expresar un acuerdo con nuestra contraparte, para después añadir el no (es un plan genial, pero no puedo…)

Técnica del sándwich

Esta estrategia posee tres partes. Introducimos el tema de manera agradecida, para luego trasladar al interlocutor nuestra negativa a aceptar, cerrando el sándwich con otro comentario positivo que deje a la otra persona contenta.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.