El Lenguaje Corporal de las Mentiras

Seguro que todos conocemos la serie famosísima de Tim Roth, “Miénteme”, del canal de televisión Fox, en el cual, por medio de ver los gestos de la cara de alguien, es capaz de saber si alguien está mintiendo o no. detectar un mentiroso

Aunque muchos creen que esto es un Don que tienen algunas personas, la realidad es que los gestos de la cara cuando mentimos, nos enfadamos, estamos felices, sentimos ira o cualquier otra emoción, ya están más que estudiados y todos tenemos los mismos… lo que debemos saber para entenderlos, es qué significa cada uno. 

Ver este tipo de cosas no es tan fácil y debes prestar mucha atención y estar realmente enterado de cómo funciona.

Te vamos a poner un ejemplo:

Cuando una persona está mintiendo a otra persona que no conoce, de normal no debería ponerse nervioso porque es una persona con la cual no tiene ningún tipo de vinculo y no le importa si le hace daño o no.

Sin embargo, cuando una persona está mintiendo a alguien que quiere, si le importa lo que pueda pensar de él y además, qué puede pasar si le descubre. Esto le lleva a ponerse nervioso mientras miente, pero esto no quiere decir que todas las personas que veamos nerviosas nos están mintiendo.

Por ese motivo, el lenguaje corporal de las mentiras debe ser un conjunto de cosas.

Cómo se comporta una persona que está mintiendo

Mientras se dicen mentiras, las personas tienden a taparse la boca o alguna parte de la cara. Cruzan los brazos o son incapaces de mantener la mirada en nosotros mientras nos cuentan.

El cuerpo adopta una postura de protección por si en algún momento se descubre la mentira. Es solo un acto reflejo del cuerpo.

Si además de estas cosas que hemos dicho, lo notamos incomodo y que su voz se traba constantemente, estamos ante una mentira sin lugar a dudas.

Los mentirosos profesionales

Las personas que mienten a diario, como las personas infieles o las personas que viven durante años con dos familias, son mucho más difíciles de detectar… pero no imposibles.

El problema con estas personas, es que están tan acostumbrados a mentir, que sus gestos no cambian. Lo que hay que hacer entonces, es separarlo del resto y fijarnos en todo lo que dice y en como lo hace. Cuando le pillemos en una mentira, sólo tendremos que recordar los gestos o la forma de comportarse mientras lo decía.

Ver las mentiras en las caras de las personas o es fácil, requiere mucho tiempo y que tengamos que estarnos fijando de forma constante al principio para aprender todo sobre las persona sy saber diferenciar cuando mienten y cuando no.

1 comentario en El Lenguaje Corporal de las Mentiras

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.