La empatía, la ética y la moral: 3ª parte

Su cinta transportadora del desarrollo se ha roto junto con su capacidad de tener principios de forma sana y poder archivarlos juntos. Si los niños no alcanzan estos hitos imperativos del desarrollo, si no desarrollan la capacidad de sentir preocupación por los demás, el rasgo singular que hace a la empatía humana, nunca aparece. A falta de humanidad interior, estas personas no se pueden reconocer en los demás y, por lo tanto, no están restringidas de usar a las personas exclusivamente como objetos para su propia gratificación.
El psicoanalista de niños y pediatra, Donald Winnicott, manifestó que un niño que inicialmente recibió atención sólo para que repentinamente sea dejado o tomado, posteriormente, se puede sentir con derecho sobre lo que ha perdido y se comporta de manera nociva para recuperar las pérdidas. Esto podría explicar las variaciones en el grado entre una persona que comete un acto inmoral ocasional y un paciente con un trastorno de personalidad dominante.

La ausencia de preocupación es la fuente de los rasgos de carácter que se refiere a personas psicópatas o sociópatas. El aura de hielo frío y mecánico que rodea a estas personas refleja su falta total de la empatía o culpa.

No es que no saben la diferencia entre el bien y el mal. Ellos simplemente no tienen cuidado ni intereses más que los propios. Su código moral está limitado por sus propios deseos y necesidades insatisfechas en la infancia. Un ejemplo de razonamiento es: lo qué es bueno para mí es “bueno” y lo que es malo para mí es “malo”, y lo que es bueno o malo para usted no es lo que importa. Visto desde una perspectiva distorsionada, todas las personas son considerados igualmente fiables como la madre una vez que se lo merecen y la crueldad que reciben.

Ciertos libros determinadas culturas, deslumbran con descripciones de la sociopatía como prueba de lo demoníaco y del mal y estas son inexactas. Ellos hacen un pobre favor al no conceder demasiado lo humano y lo banal del génesis de este trastorno de carácter grave. Esto refleja la reacción previsible de un bebé con deficiencias en el envolvente proceso de los padres para sostener y nutrir su mente y su cuerpo.

La empatía, la ética y la moral: 1ª parte

La empatía, la ética y la moral: 2ª parte

La empatía, la ética y la moral: 4ª parte

La empatía, la ética y la moral: 5ª parte

—————————————–
Autoayuda, Autoestima, Psicología, Psiquiatría, Adicciones, Libros Electrónicos, Comunicación, Consejos, Liderazgo, Salud, mental, Sexualidad, Trastornos, y toda la información necesaria para que mejores tu calidad de vida y alcances la Felicidad.

——————————————————————————————————————
VISITA OTRAS WEBS DE INTERÉS:
Educacion y Actividad Física / Fisioterapia y Salud / Directorio de Fisioterapeutas
Recetas de Cocina / Deporte de Pádel / Música y Letras de Canciones

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.