5 PROBLEMAS DE PAREJA habituales en una relación

Las películas románticas y las novelas tienden a idealizar las relaciones de pareja. Pareciera que todo es romance, sonrisas y alegría, pero en la vida real hay complicaciones de mayor o menor intensidad. Saber cómo interpretar y sortear estas problemáticas dan cuenta de la importancia de la relación. Si bien existen problemas más complejos que otros, hoy analizamos algunos de los más habituales y qué alternativas hay para solucionarlos.

1. Problemas en la comunicación

Las parejas aprenden a manejar los conflictos con el paso del tiempo, pero es clave tener una buena comunicación para poder sortear positivamente los desencuentros. El diálogo es parte esencial de una relación que avanza de manera correcta, ya que permite poner en común ideas, posturas y opiniones. Construir un proyecto de vida en común sin diálogo no es posible. La falta de empatía tiende a ser uno de los primeros indicadores de problemas en la pareja, incapacidad de ponerse en el lugar del otro y conversar de manera franca.

2. Problemas sexuales

Las problemáticas en las relaciones sexuales también incrementan los problemas de relación en la pareja. Ante la imposibilidad o dificultad de expresar la afectividad y la estabilidad en forma física, tiende a incrementarse la angustia, el mal humor y el enojo. Existen diferentes problemas sexuales que pueden afectar a los miembros de la pareja, desde la eyaculación precoz hasta la disfunción eréctil, la anorgasmia o la falta de deseo. Es importante tratar estas problemáticas antes de que se vuelvan demasiado complejas para la pareja.

3. Problemas de convivencia

Las relaciones de pareja tienden a sufrir un cambio fuerte cuando empieza la etapa de convivencia. El principal origen de los problemas de convivencia suele estar en las expectativas irreales que uno se va formando sobre lo que será compartir el techo con la otra persona. Al empezar a compartir el espacio todas las horas, empiezan a aparece rasgos que quizás no habíamos percibido. Trabajar sobre la individualidad, los momentos y espacios compartidos y la realidad de cada uno, con sus defectos y virtudes, es muy importante para poder sortear los problemas y complicaciones que nacen a partir de compartir el hogar.

4. Dificultades económicas

Las parejas también tienden a comenzar a mostrar problemas en la relación cuando hay una realidad económica adversa. Ante la imposibilidad de una economía familiar estable, surgen problemas inspirados en el desconcierto por el futuro, en la imposibilidad de acceder a bienes que se desean y muchas veces esto genera roces entre la pareja.

5. Monotonía

Quizás el problema más habitual y el que más hay que combatir en las parejas que llevan un buen tiempo juntas. La monotonía y el aburrimiento que nace a partir de realizar siempre las mismas actividades siempre lleva a choques entre las personas. Mientras alguna de las partes de la pareja puede sentirse cómoda con la rutina, si no hay sorpresas y emoción a la larga terminarán generándose conflictos. Esto se debe a la necesidad de las personas de tener motivaciones diferentes y probar nuevas experiencias.

Estos son algunos de los problemas de pareja que deben trabajarse para evitar rupturas. Ninguno de ellos es definitivo, pero tiene que haber una verdadera vocación de arreglarlos en caso de querer avanzar hacia una relación más sana y duradera.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.