Para mi princesa

Y,.., una rosa sembré
en el jardín de mi casa
Cuando floreció
compartió su aroma al amante jardinero.

El sol la refortaleció entregándole
Calidez y belleza.
Mientras la brisa acariciaba sus pétalos
una mariposa…sorbió su néctar.
Y en mis pupilas quedó grabado ese instante.

Una mañana no la encontré
No encontré mi rosa!!.
Indague por ella
Encontré…sólo el silencio
más, de ella, Nada,,,. nada

¿Abandonó el rosal?
¿Alguien robó la rosa?
Y el silencio sepulcral apuñaló
mi alma rota,

Hoy,
he vuelto al rosal.
Un capullo esta abierto
sus colores son los mismo
el sol su calidez le entrega
y la brisa,…
la brisa juega con ella.

El silencio se ha partido y se ha abierto la brecha…
Nadie se robó la rosa..,
sólo una titulación
la tenía presa.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.