Tu cuerpo

En tu cuerpo dos montañas

en las que tocare las estrellas,

con el manto azul y oscuro a tu

lado mirare el resplandor de ellas.

Caminare por esa gran llanura

con bella y floreciente inmensidad,

con su blanco manto estelar

y su respladeciente vanidad.

Con tu cuerpo enamorado y

en cada centimetro un beso enmarcado,

por el centro un camino que

tu vientre me ha marcado.

En el caliz de tu cuerpo

de tus vinos eh tomado,

y con el veneno de tu piel

mi muerte ha llegado.

Arrodillado a tus pies

por antidoto eh rogado,

y con un beso de tu boca

la vida me has salvado.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.