Cómo Controlar la Locura del Amor

Cómo Controlar la Locura del AmorLa locura del amor, es esa sensación de irracionalidad absoluta que te atrapa cuando empiezas a sentir algo especial por otra persona. Esta locura se eleva a la enésima potencia en medio de un flechazo, es decir, en medio de un sentimiento que surge de una forma abrupta y violenta, te invade por dentro un enamoramiento que te desborda.

La locura del amor se fundamenta, especialmente, en su falta de lógica y de objetividad. De hecho, se suele producir una situación contradictoria: mientras el enamorado se siente en un universo diferente, todo el entorno, no entiende los cambios de actitud en esa persona que parece otra, solo por haberse enamorado

Mucho cuidado con el peligro de amar demasiado, antes de tiempo.

El amor nos transforma

El amor nos transforma por dentro, sin embargo, esta situación solo se comprende cuando se vive en primera persona. Desde fuera, los padres no comprenden las ilusiones de sus hijos adolescentes porque ya tienen esa etapa muy olvidada. Del mismo modo, en el plano de la amistad, se producen muchos celos y envidias, cuando una amiga encuentra pareja y deja más de lado a su amiga por quedar con su pareja, se resiente el vínculo de amistad. En muchos casos, las amigas tienen celos al añorar ese amor correspondido.

Esto sucede especialmente, en la adolescencia y en los primeros años de juventud.

Controlar la locura del amor

1. En primer lugar, aunque te cueste esfuerzo, limita el tiempo que estás con la persona que te gusta.

2. No hagas promesas de futuro porque puede que antes de lo que piensas te arrepientas.

3. A pesar de la emoción interna que te envuelve, camina despacio. Las cosas tienen que ir a su ritmo.

4. Aunque ahora te parezca imposible, la persona que tienes frente a ti tiene tantos defectos como tú. Por tanto, intenta tener los pies en el suelo para no decepcionarte.

Recuerda que hay cosas que no son amor.

2 comentarios en Cómo Controlar la Locura del Amor

  1. Las ilusiones son un arma de doble filo. Pero es mejor tenerlas y sufrir por ellas que protegerte de sus efectos.
    La prudencia y la calma son la mejor (y casi única) opción valida para controlar la locura del amor.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.