Relación de pareja la individualidad

Ya hemos visto sobre toda una variedad de problemáticas, que pueden surgir en la relación de pareja, es normal, son dos personas con sus respectivas personalidades, que son reflejo de su entorno y sus experiencias de vida y por tanto tienen diferentes concepciones de las cosas. Por ello, nos vemos con parejas que tienen problemas por los hijos, porque vienen de medios diferentes y quizá no compartan sus perspectivas de cómo educar a sus hijos.

No es algo que deba sorprender a nadie, sobretodo no es algo que no tenga solución. Todo puede mejorar si la pareja se empeña en encontrar las vías de comunicación, que les permitan arreglar sus pequeños o grandes desacuerdos, y cuando no lo logran entre ellos dos, pueden y deben buscar ayuda profesional. Hoy pues nos concentraremos en el problema de pareja que es la individualidad. La personalidad de cada uno puede ser atractiva para el otro pero en algún momento puede dar lugar a roces y pequeños problemas que sino se analizan se convierten en grandes problemas.

Cada persona es como es, y debe trabajar a lo largo de su vida para mejorar su personalidad, superar sus propios limitantes y claro mejorar en todo lo que le sea posible. Pero su individualidad misma, la hace especial y diferente, aunque a lo largo de su vida modificará algunas de sus formas de pensar, actuar y vivir, la esencia de quien es debe mantenerse, después de todo es lo que le hace, ser único y diferente. En la pareja surgen los problemas de individualidad, cuando uno de los dos y en raros casos, ambos, intentan cambiar a otro en beneficio de lo que creen es lo que debe ser y le niegan su derecho a su individualidad.

Debemos afrontar a la hora de convivir con una pareja, que aunque hay cosas que debemos cambiar por la convivencia y algunas otras que nuestra pareja debe cambiar por nosotros, lo que es esencia no podemos ni debemos cambiarlo. Y eso es cuando nos empeñamos en que comparta nuestros intereses a cuesta de los suyos, a sabiendas que eso le hace infeliz. Cuando queremos imponer nuestra forma de ver la vida sobre sus opiniones, olvidando que la relación de pareja es una relación en que ambas opiniones cuenta y que debe encontrarse un punto de equilibrio donde ambos puedan aportar sin ser relegados. Cuando asumimos que debemos respetar a nuestra pareja, aceptarla como es, y esto no debe interpretarse aceptar las cosas que nos hieren como sería el maltrato que eso va más allá de la convivencia, sino que nos referimos a que en una relación ambos cuenta, y ambos son importantes, por tanto ambos opinan, y sus opiniones como sus deseos son valiosos. Eso es respetar la individualidad, de no existir, la pareja esta condenada al fracaso.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.