El Estrés y la Obesidad

 La forma de vida actual nos lleva a seguir un ritmo de vida que nos produce estrés. Por diversos motivos, esto nos puede conducir también hacia la obesidad ya que, por un lado, muchas personas recurren a la comida para aliviar la ansiedad y, por otra parte, el estrés aumenta la concentración de grasa en el abdomen.


El estrés, dentro de unos ciertos márgenes, es positivo para las personas porque nos ayudan a estar alerta cuando es necesario y así obtenemos mejores resultados. Pero, cuando este estrés es desmesurado y por razones poco importantes, no nos produce ningún beneficio y poco a poco nos lleva a un deterioro tanto físico como emocional. Este tipo de estrés se produce sobre todo cuando nos enfrentamos durante mucho tiempo a situaciones que no podemos cambiar.

Para evitar el estrés y, de esta manera, el aumento de nuestra grasa corporal, es importante aprender nuevos hábitos de vida. Aprender a preocuparnos solamente por lo que es realmente importante y dedicarle al trabajo únicamente el tiempo que debemos. Algunas horas semanales de ejercicio físico también nos ayudarán a disminuir nuestros niveles de estrés.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.