Notice: Undefined variable: article_img_height in /home/psicolo5/public_html/wp-content/plugins/wp-seopress-pro/inc/functions/options-automatic-rich-snippets.php on line 112

Notice: Undefined variable: article_img_width in /home/psicolo5/public_html/wp-content/plugins/wp-seopress-pro/inc/functions/options-automatic-rich-snippets.php on line 113

Viajar sin niños

Viajar sin niños

Algunas parejas deciden dejar a los hijos en la casa mientras ellos viajan, si bien esto puede parecer un panorama atemorizante y estresante puede llegar a ser muy positivo. Hoy hablaremos de este interesante tema.

Si la edad de los niños lo permite se puede preparar a los hijos antes de viajar para que todos se sientan cómodos.

Niños preparados

Existe una buena disposición de los niños para quedarse en la cada dependerá de la edad de los pequeños. Puede ser frecuente que los niños se muestren ansiosos por la separación, especialmente en los niños de seis meses a dos años de edad. Es muy importante que exista comodidad y seguridad.

Dejarlos con la niñera adecuada o con un familiar que el niño reconozca es fundamental, estas personas deberán seguir con sus rutinas y las actividades cotidianas normales. Si es posible se aconseja que los niños de esta edad se queden en su casa durante la ausencia de los padres.

Normalmente los niños que están de edad preescolar no entienden la razón por lo cual los padres se van y piensan que su ausencia puede haber sido porque ellos hicieron algo mal, pueden tomar ese viaje de los padres como un castigo. Por eso es tan importante asegurarse de que eso no es así y explicarles la razón del viaje con palabras que sean fáciles de entender.

Muchos niños de esa edad pueden reaccionar ante la partida de los padres teniendo una regresión en sus comportamientos, como llorar de nada o pedir el biberón. En estos casos se le puede recordar a los niños que su comportamiento no es el adecuado y que no se va a modificar los planes del viaje.

Los pequeños que tienen de 6 a 8 años de edad podrán sentirse reconfortados al sentirse cuidados por tener una pertenencia suya mientras los adultos están ausentes. Los niños más grandes podrán tener cierto grado de malhumor en ese momento y otros se podrán volver más pegajosos. Por eso se deberá pensar en programares actividades para que se mantengan entretenidos en la ausencia.

Es necesario garantizarles que también los adultos los extrañarán mucho y que confían en la persona que queda a cargo y que los cuidarán muy bien.

Si los hijos que quedarán son adolescentes puede ser que ni siquiera requieran quedarse al cuidado de una niñera, sino se les deberá explicar que la niñera está ahí para cuidarlos en su ausencia y si tienen hermanos más pequeños pedirles que la ayuden a ella en el cuidado de los niños más pequeños.

Cómo preparar a la persona que los cuidará

En el caso de que sea posible se le podrá pedir a la persona que cuidará a los niños que los visite antes de que salgan de viaje. Así se ayudará a los niños a que se sientan más a gusto con esa persona y con sus planes de viajar. Además es una buena oportunidad para que se revise junto con el cuidador las reglas de la casa y las rutinas de los pequeños.

Puntos para tener presentes

Existen algunos que los adultos tienen que tener presente a la hora de realizar un viaje sin niños.

  • Sugerencias para consolar a los niños si se angustian.
  • Medidas de seguridad de la casa.
  • Reglas que siguen los pequeños ante las personas extrañas.
  • Que hacer en el caso de un accidente o emergencia médica, incluir dónde acudir o los teléfonos del servicio de emergencia.
  • Listado de teléfonos importantes.
  • Registro de medicamentos, alergias, vacunas e historial médico de los pequeños.
  • Itinerario completo del viaje.
  • Dejar un botiquín completo con ibuprofeno, vendas adhesivas, anti´sépticos, loción de calamina, hisopos de algodón, vaporizador en frio, repelente de insectos, cortauñas, gasa esterilizada, termómetro, pinzas. En el caso de que los niños tomen un medicamento de manera habitual asegurarse que se deja la cantidad suficiente y que la persona que lo cuidará sepa cómo administrárselo

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.