¿Qué es la psicología?

La psicología es la rama de ciencia que estudia la conducta o comportamiento humano y sus procesos mentales. Su origen proviene de  las palabras «psico» alma o actividad mental, y «logía» tratado, estudio, siendo utilizada por primera vez por el humanista cristiano Marko Marulić en su libro Psichiologia de ratione animae humanae.

Esta ciencia hace hincapié en conceptos tales como la percepción, la atención, la motivación, la emoción, el funcionamiento del cerebro, la inteligencia, la personalidad, las relaciones personales, la consciencia y el inconsciente. Para obtener sus resultados emplea métodos empíricos cuantitativos de investigación para analizar el comportamiento y sus raíces hay que buscarlas en la filosofía, la fisiología y la metodología científica.

El objetivo de esta ciencia natural es describir, predecir y controlar la conducta, conformada por tres niveles: nivel motor (lo que hacemos), nivel cognitivo (lo que pensamos) y nivel fisiológico (lo que sentimos), utilizando para ello el método hipotético-deductivo. Es considerada una ciencia interdisciplinar debido a que recolecta datos aportados por otras disciplinasen tanto que opera con diferentes niveles de análisis. Los múltiples conceptos acerca de la psicología dependen de las distintas ideas sobre la naturaleza del ser humano (filosofía) y de las formas de conocimiento (epistemología).

Ya tenemos definido que es la psicología, ya podemos pasar a los distintos tipos de ella que existen, y es que esta es una rama bastante ámplia de la ciencia.

1 comentario en ¿Qué es la psicología?

  1. Es curioso, pero da la impresión que la psicología, suave y naturalmente evolucionó a eso que se describe en este post: “la ciencia que estudia la conducta o comportamiento humano y sus procesos mentales”.

    Es una ciencia natural, y su “naturalidad” se debe a un a la lucha política que aconteció a finales del siglo XIX – principios del XX, cuando los jóvenes fisiólogos declararon que explicarán todo desde la materia prescindiendo del alma.

    Eso estaba muy “de moda” por aquel entonces. Finalmente tenemos lo que tenemos: una ciencia que se esfuerza enormemente por estar cerca de la física y las matemáticas, traicionando su nombre: la ciencia del alma.

    El nombre de la ciencia declara que el objeto de su estudio es el alma, que enseguida es traducido como “los procesos mentales”. Psico es el alma y nada de procesos mentales.

    Pero del alma la psicología moderna se calla e, incluso, huye de cualquier mención del mismo. Al traicionar el objeto de su estudio se ha convertido en un apéndice de las ciencias naturales, muy aficionada a esa visión sesgada del ser humano: un saco de huesos y carne con los fluidos correspondientes, parte del cual (el cerebro con su sistema nervioso central) por arte de magia produce la consciencia.

    No puede explicar ni qué es la consciencia, la memoria, la conducta (el comportamiento) acabando constantemente en unos callejones sin salida. Está pariendo constantemente teorías sin parar en un intento infértil de reducir al ser humano a un animalito extraño.

    Y por encima de todo ese kilo y pico de proteínas de alta calidad en el cráneo. El cerebro por aquí, el cerebro por allá, etc. Al haber traicionado su objeto de estudio, intenta explicar que los coches circulan solos y se juntan en los aparcamientos, se comportan o se conducen, etc. prescindiendo de lo más importante – en cada coche hay un conductor.

    Declaró, en la época en que se esforzó enormemente a ser aceptada en el club selecto de “las ciencias de verdad”, las ciencias naturales, que el conductor no existe y que podemos explicarlo todo estudiando el motor, el chásis, la carrocería, etc.

    Esa metáfora de los coches hace patente el absurdo de la psicología moderna. A mi siempre me extrañaba el hecho de que para estudiar la carrera de la psicología hace falta estudiar las matemáticas.

    Ahora mismo eso no se cuestiona y en el momento en que deje de usar las matemáticas dejará de ser admitida en el club selecto, es más será expulsada y eso ¿qué significa?

    Significa que se acabará el chollo de chupar del mogollón. El río de dinero del que se alimentan las ciencias naturales dejara de alimentar a la tropa de psicólogos y a ver cómo sobreviven.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.