Hipocondríacos, enfermos que no lo son tanto

La hipocondría es la enfermedad que padecen los llamados hipocondríacos, y es la preocupación obsesiva por los síntomas de una enfermedad cuando no hay ninguna evidencia física de la enfermedad real, que ocurre sobre todo durante los períodos de depresión, ansiedad o estrés. Esta enfermedad es bastante más común en hombres que en mujeres y afecta a todos los grupos de edades, teniendo su mayor incidencia en hombres en la treintena y en mujeres a partir de los cuarenta años.

Lo que diferencia a los hipocondríacos de la gran mayoría de la gente, es que estos no se tranquilizan cuando el médico les dice que están sanos y que no no hay motivo para la preocupación. En su lugar inician un recorrido de médico en médico con la esperanza de que alguno les diagnostique una enfermedad y no suelen acudir a un especialista en salud mental.

Las causas de esta enfermedad la hipocondría son desconocidas todavía, pero los factores que predisponen a ella si se han identificado. En algunos casos, un trastorno médico real abre el camino para que la hipocondría se instale en nuestra mente.

Un niño asmático, por ejemplo, tiene más probabilidades de desarrollar un problema imaginario de este tipo, con síntomas no relacionados con el asma, que un niño que este sano. En otros casos, refugiándose en la enfermedad intentan evitar determinadas obligaciones y retrasar o evitar la toma de decisiones importantes como cualquier adulto. Algunos estudios indican que las personas con hipocondría son demasiado sensibles a las sensaciones físicas. Lo que una persona puede percibir como un pinchazo de menor importancia, un hipocondríaco puede sentirse como un dolor agudo y punzante.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.