¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

¿Qué es el Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)?

Algunas de las personas que sufren de este trastorno se sienten dominadas por ciertos pensamientos y por conductas que no pueden detener. Hoy hablaremos acerca del Trastorno Obsesivo Compulsivo, sus causas y la manera de tratarlos.

Algunos pacientes sienten que viven inmersos en su mundo de ideas desconectándose de sus amigos, de su familia y de las cosas que son verdaderamente importante en la vida, cosas que sucedían a su alrededor. Esto es muy triste y no pueden evitar quedar presos de estos pensamientos sin poder evaluar el costo de lo que se está pagando.

Qué es el TOC

Este trastorno se caracteriza por la presencia de ciertas compulsiones y obsesiones, a las que persona afectada debe dedicarle, sin pensar en su propia voluntad, más de una hora al día Lamentablemente este problema llega a interferir de forma significativa en las actividades cotidianas.

Cuando hablamos de las obsesiones nos estamos refiriendo a los pensamientos, imágenes recurrentes, impulsos que se van experimentando como intrusivos e inapropiados, esto genera malestar y ansiedad.

Las compulsiones se definen como comportamientos o actos de la mente que se repiten una y otra vez y que las personas realizan en respuesta del malestar que se genera por la obsesión o para cumplir algunas de las reglas que el individuo debe seguir de forma estricta.

Aquellas personas que sufren de Trastornos Obsesivos Compulsivos saben que la compulsión no tiene ningún tipo de sentido lógico y no pueden evitar llevarlas a cabo.

El fin de las compulsiones es llevar a prevenir o reducir el malestar o la consecuencia que tanto se tema de sus acciones. Existen algunos ejemplos claros de obsesiones, mencionaremos algunas de ellas:

  • Obsesiones de agresión. Es un temor a actuar un impulso que no lo desean. Por ejemplo las ganas de empujar a alguien o lastimarlo.
  • Obsesiones sexuales. Se manifiesta cuando una persona esta demasiado preocupada por la aparición de ideas de índole sexual que siente que son moralmente inapropiadas.
  • Compulsión al lavado. Las personas tienen una necesidad que no pueden manejar de lavarse las manos y sienten mucho miedo de contaminarse con algún producto químico o fluido corporal. En ciertas oportunidades las compulsiones pueden ser mentales.
  • Compulsión a la verificación. En este caso las personas que lo sufren tienen una imperiosa necesidad de chequear continuamente que ha cerrado la llave del gas, las hornallas de la cocina. Sienten miedo de que en su ausencia de genere un accidente.
  • Compulsión a la repetición. Son las personas que se sienten obligadas a enjuagar los platos reiteradas veces, ducharse una cantidad de veces considerables durante el día. Para llegar a calmar su ansiedad las personas llegan a repetir una y otra vez un nombre o frase.
  • Compulsión religiosa. Aparece ante la aparición de algún pensamiento, muchos de los cuáles están considerados como prohibidos, los obsesivos compulsivos rezan o se persignan muchísimas veces.

Tratamientos recomendados

Ante estas situaciones encontramos diferentes tratamientos disponibles. Se pudo ver que muchos de estos pensamientos se pueden controlar o eliminar. Dentro de los diferentes tratamientos existen dos que se demostró ser muy efectivos: la terapia cognitivo comportamental y la farmacoterapia.

Si se combinan ambos tratamientos se puede conseguir una gran ayuda para el pacientes. Se puede contribuir al padecimiento tormentoso al que son sometidos más allá de sus voluntades.

El objetivo de las terapias es que las personas afectadas puedan aprender diferentes recursos que lo ayuden a controlar las obsesiones y sus compulsiones. Se sabe que por la experiencia clínica y por diferentes investigaciones realizadas resulta ser una de las opciones terapéuticas mas eficaces para poder combatir los padecimientos que en muchos casos son invalidantes.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.