Acaparamiento compulsivo, todo lo que debes saber

Acaparamiento compulsivo, todo lo que debes saber

Comenzaremos hablando de este interesante tema diciendo que el acaparamiento compulsivo es un trastorno de ansiedad. Una persona que tiene este tipo de trastorno no tiene la capacidad de deshacerse de cosas, incluso de cosas sin valor.

Quienes hayan sido diagnosticados con este tipo de trastorno llegan a un extremo que no pueden tirar nada de nada, ni pueden donar los productos que ya no les sirve. En algún punto este trastorno puede interferir con los vínculos de una persona en el hogar y en el trabajo. Además, puede llegar a poner en condiciones de inseguridad a la vivienda. Incluso volver a un lugar en peligro de incendios.

Tengamos en cuanta que una cosa es coleccionar y otra cosa es acaparar. Las personas que coleccionan se dedican a guardar cosas de valor. Pero los que acumulan o acaparan están frente a un trastorno. Se sabe que puede ser más común en hombres que en mujeres, es un trastorno que puede llegar a ser hereditario, es más frecuente en las personas mayores de 55 años.

Síntomas de acaparamiento

Existen algunos síntomas frecuenten es las personas que sufren de acaparamiento compulsivo, entre ellos los problemas de deshacerse de las cosas que ya no se necesiten, la idea de deshacerse de cosas genera un estrés excesivo, la casa se ve arruinada e insegura, el trastorno llega a interferir con las relaciones con otras personas.

Este tipo de trastorno requiere de un tratamiento para ayudar a resolver el problema. La terapia se tiene que llevar a cabo de manera regular. Esto ayudará a los terapistas a conocer la situación de la persona, la manera de enfrentarla, los desafíos de la vida, etc.

Las personas a las que se les llega a diagnosticar el trastorno de acaparamiento es normal que no lo reconozcan ni admitan, incluso mostrándolas el desorden que tienen. No existe ningún tipo de medicamento para tratar este problema, solo se aconseja la realización de una terapia cognitiva conductual o terapia de diálogo.

Mediante una terapia basada en el diálogo se puede aprender a identificar y cambiar los pensamientos y las creencias que se relaciona con el guardar cosas, además de ignorar el impulso de adquirir más cosas, ordenar las cosas que ya se poseen y desechar las que no se usan, desarrollar otros métodos para poder enfrentar las situación, se podrá evitar el aislamiento social. En este tipo de terapia también se podrá permitir la asistencia de los familiares o personas cercanas a las que sufren del trastorno.

Tanto los amigos como los familiares son fundamentales para brindarle apoyo a la persona que tiene el trastorno, son importantes para hacer la diferencia.

Puntos para tener en cuenta

Los expertos en la materia señalan que el trastorno de acaparamiento compulsivo puede generar problemas con las relaciones con otras personas, la vida social y su vida laboral. En algunos casos se podrá poner en peligro la salud y la seguridad. Algunas de las cosas que se acumulan son muy combustibles, por lo que se podrá generar un incendio involuntario.

Este trastorno se vincula con otros trastornos mentales. En muchos casos viene de la mano de la depresión, ansiedad, déficit de atención, trastornos obsesivos compulsivos o abuso de sustancias.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.