Consejos para NO SENTIRTE CULPABLE por Todo

¿Cómo dejar de sentirse culpable por todo?

La culpa es un sentimiento positivo cuando se produce en el contexto justo. Sin embargo, puede llegar a ser un sentimiento enfermizo cuando se sufre de forma obsesiva. Sentirte culpable por todo es arrastrar un peso irracional en forma de pena y amargura. Y en cambio, hay personas que han adoptado el rol de pedir disculpas incluso por aquello de lo que no tienen la culpa. Tampoco estás obligado a pedir disculpas constantemente por tus errores, especialmente, si no han sido interncionados. Porque además, quien sufre el principal efecto de dichos errores eres tú mismo.

NO te COMPARES con otros

Consejos para No Sentirte Culpable por Todo

  • 1. No te compares con otras personas, no te coloques en inferioridad de condiciones. Tú eres una persona con recursos y fortalezas para vivir y ser feliz en presente. Tienes el poder de sobreponerte a la adversidad y superar los conflictos propios del vivir. Vivir es aprender. Y no todo el aprendizaje pasa por sentir culpa.

Puedes tener SENTIMIENTO NEGATIVOS

  • 2. Tienes derecho a enfadarte. Todo ser humano lo hace. Algunas personas confunden el hecho de ser asertivas con no poder expresar frustraciones. Sin duda, sería insano vivir una vida en la que no existe la libertad de mostrar un enfado o una decepción.

No todo es tu RESPONSABILIDAD

  • 3. Tú no tienes la responsabilidad de todo lo que ocurre a tu alrededor. Si generalmente vives con este peso, empieza a relajarte desde este mismo instante y pon el foco en aquello que realmente depende de ti.

Aprende a SER más LIBRE

  • 4. ¿De dónde crees que viene esta tendencia tan tuya de considerarte culpable por todo? Es conveniente que intentes identificar la causa para conocer las posibles razones detrás de este gesto para comenzar a adoptar una actitud que te ayude a ser más libre a partir de ahora.

Cambia TU ACTITUD

  • 5. ¿Qué dirías a un amigo que estuviese en tu situación? ¿Qué puedes hacer para cambiar tu actitud? No importa tanto la realidad en sí misma como las conclusiones que tú extraes. Intenta relativizar esas situaciones que tiendes a dramatizar. ¡Seguro que no se hunde el mundo por eso que ahora tanto te preocupa! Vive el presente con la libertad de saber que ahora mismo puedes cambiar tu vida si tomas las riendas de todo. No existe nada más inútil que vivir con la preocupación constante porque en realidad, no por poner más atención a algo se va a solucionar antes. En realidad, la preocupación no pone el foco en algo de forma constructiva sino que es una especie de nebulosa envolvente que te roba toda la creatividad.

Aprende a pedir PERDÓN

  • 6. Si te sientes culpable, pide perdón. Y si después de pedir perdón de corazón por algún posible error, sigues con el lastre de la culpa, entonces, recuerda que lo más importante es que tú te perdones a ti mismo.

La culpa forma parte de la vida. Intenta quedarte con el lado positivo de este sentimiento pero no lo hagas crónico en tu mente. No hagas de este malestar un lastre de sufrimiento y amargura que te impide avanzar porque en realidad, detrás de la culpa puedes extraer interesantes lecciones de aprendizaje.

ARTÍCULO RELACIONADO: ¿Cómo CAMBIAR tu MENTALIDAD?

Consejos para Aliviar el Sentimiento de Culpa

Consejos para Aliviar el Sentimiento de CulpaEl sentimiento de culpa puede darse en distintos momentos de la vida. Todos somos vulnerables de cometer acciones de las que no nos sentimos orgullosos. Y la culpa resulta sana porque nos ayuda a hacer examen de conciencia, nos permite cambiar actitudes y crecer como personas. Sin embargo, el peso de la culpa se hace crónico si no desconectas de aquello que te hace sufrir. ¿Cómo aliviar, en ese caso, el sentimiento de culpa? En Psicología y Autoayuda te lo contamos.

Aprende a MEDITAR

  • 1. Tómate un tiempo para meditar. Busca un espacio de silencio y simplemente, intenta estar y sentir. El ritmo de vida moderno puede llevarte a estar estancado en la culpa, sin embargo, el silencio cura las heridas del alma porque crea unas condiciones óptimas para escuchar la voz interior.

No tengas miedo a LLORAR

  • 2. Llora si lo necesitas, desahógate. Expresa ese malestar. Y aprende de esa actitud que te ha hecho sufrir para no seguir alimentándola.

Siéntete como un NIÑO

  • 3. Abraza a tu niño interior porque necesita tu amor para seguir viviendo con esperanza. Y la culpa aplasta a esa parte infantil que late en tu interior.

No te frustres por COMETER ERRORES

  • 4. Todos los seres humanos cometen errores. Y tú no vas a ser una excepción por mucho que te esfuerces. Una cosa es caer una y otra vez en la misma piedra y otra muy distinta, aspirar al ideal de no sufrir.

Renueva tus ILUSIONES

  • 5. Proyecta nuevas ilusiones y propósitos de futuro. La culpa te empuja hacia atrás en lugar de hacia adelante. Y sin embargo, tu felicidad y tu potencial reside en el ahora y en el mañana. Aprende a fluir con la vida, intenta cerrar los ojos, tomar aire y relajarte. Después, pon la mirada en la belleza del mundo que sale a tu encuentro.

Haz el BIEN

  • 6. Tal vez te culpes por una acción que no causó un bien. Por esta razón, intenta compensar aquella acción con la realización de un bien en el presente.

Imagina que la culpa es como una piedra que puedes lanzar con todas tus fuerzas hacia el agua del río. Realiza este ejercicio visual de lanzar este sufrimiento con todas tus fuerzas para que se ahogue en el agua. La culpa está en ti pero tú puedes colocarla en otra parte a través de ejercicios visuales que son una metáfora de la felicidad. Si sufres por la culpa de haber herido a una tercera persona, pídele perdón. Mírale a los ojos. Existe una película profunda sobre el valor del perdón: “Noches de Tormenta”, protagonizada por Richard Gere y Diane Lane. La historia reflexiona sobre una negligencia médica.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.