Principios básicos para encontrar el bienestar

Principios básicos para encontrar el bienestar
Bienestar

El día de hoy hablaremos acerca de la búsqueda del bienestar por medio de algunos principios básicos. En muchas oportunidades las personas se han preguntado cómo llegar al bienestar y existen muchas ideas que se repiten al respecto.

Desde el comienzo mismo de la consciencia las personas vienen preguntándose acerca de los mismos temas, se entiende que la continuidad de ellos a lo largo de la historia se debe a la falta de una respuesta que resulte totalmente satisfactoria.

Una de las preguntas que se hacen las personas se relaciona a la búsqueda del bienestar. Por eso hace mucho que se conocen diferentes ideas y principios desde los que las personas podemos comenzar a sentirse bien.

En la actualidad se conoce con más detalle los nuevos aspectos de la anatomía, el comportamiento de las personas, la nueva forma de vida, el nuevo entorno, etc. A pesar de tener todos estos conocimientos no dejamos de buscar el estado ideal que nos promete una experiencia satisfactoria y completa en la vida.

Fueron muchos los que se cuestionaron y, también, fueron muchos los que fueron aportando respuestas. Respuestas que por razones diferentes no fueron escuchadas y otras que si lo fueron, ayudando en el camino de la planificación, la consecución de los objetivos y la rapidez que nos dejo como herencia la etapa industrial que ha pasado recientemente.

Podemos decir que hay varios aspectos que aparecieron a lo largo de la historia y que como seres humanos vinculamos a lo que llamamos ‘estar bien’.

Uno de esos puntos se relaciona con el afecto y la compañía. Es muy importante para los seres humanos el poder estar acompañados desde incluso antes de llegar a la vida, sentir el amor sincero que nos regalan las primeras relaciones sociales en las que se van a plantar las semillas de la confianza, la seguridad y la bondad para así lograr el reconocimiento de los demás y de nosotros mismo.

Sentirnos sostenidos por otros seres humanos nos ayuda a estabilizarnos y nos regula en este nuevo mundo que es tan importante. A partir de ese momento comenzaremos a reconocernos a nosotros mismos como seres diferentes más adelante.

Cuando somos pequeños y somos acariciados con miadas de bondad empezamos a trazar nuestra visión del mundo donde empezamos a configurar una estructura interna de quiénes somos y el lugar al que vivimos.

Cuando este tipo de cuidado no ocurre o nos negligentes el sistema nervioso de las personas comenzará un difícil camino en la vida con alarmas que indicarán que el entorno es peligroso y que la gente no merece confianza. Cuando más pequeño ocurra esto más profundos y más perdurables serán los efectos de la inseguridad y la desconfianza.

Si en el comienzo de la vida se recibe amor, caricias, miradas y cuidados y las necesidades son cubiertas el mundo que se comenzará a descubrir será más seguro para poder explorarlo, se nos presentará de manera más alentadora y con un mayor estímulo.

Otro pinto importante es evitar estar bajo un bombardeo continuo de información Es necesario encontrar un equilibrio entre la mente y el cuerpo. Vivimos en una época que se caracteriza por ser acelerada y rodeados de mucho ruido que bombardea la mente con muchos estímulos que generan que estemos todo el tiempo en procesos de percepción y asimilación de contenido.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.