¿Qué es el Síndrome de Ulises?

¿Qué es el Síndrome de Ulises?

Si quieres conocer todo acerca del síndrome de Ulises no dejes de leer el siguiente artículo. Comenzaremos por recordar que todo fenómeno social tiene un cambio que llega a impactar en un determinado momento, cada uno de los cambios puede llegar a interferir en la vida de las personas de diferentes maneras por la forzosa necesidad de tener una adaptación necesaria entre un nuevo entorno.

El síndrome del inmigrante o síndrome de Ulises es el que provoca en una persona una angustia crónica, a que se le agrega el estrés y ciertas reacciones disociativas que se adquieren por estar forzados a vivir en un país o lugar que no es el suyo por largos períodos de tiempo.

El nombre se debe al personaje de la famosa Odisea, en el que Ulises tenia que pasar por largos viajes lejos de su hogar y su familia. En sus viajes era víctima de adversidades y obstáculos que lo afectaban emocionalmente.

La inmigración de una persona puede llegar a ser riesgosa, poniendo su vida en peligro y amenazando su estabilidad emocional, en algunos casos las personas llegarán a límites como enfermedades, racismo, amenazas, xonofobia, delincuencia y en ciertos casos extremos morir en un accidente o asesinados.

Sabemos que los motivos por los que una persona emigra pueden ser diferentes, pero en la mayoría de los casos se está buscando una mejora económica, mejorar la calidad de vida o escapar de una guerra.

Síntomas del síndrome de Ulises

La mayoría de las personas tiene algunas de las siguientes manifestaciones. Extrañeza, al estar lejos del hogar y lo que tienen a su alrededor les resulta extraño o desconocido, en estos casos se puede sentir miedoso o vulnerable.

También pueden sentir depresión o tristeza. Cuando se encuentran lejos de sus seres queridos pueden sentirse muy solos, abatidos y tiene que transitar el duelo de separarse de las redes de apoyo.

Estos síntomas también pueden ser físicos: estas personas pasan por períodos de estrés que terminan generando malestares físicos como dolores de cabeza, nauseas, dolor de estómago.

Al tener que enfrentar una nueva vida y nuevas condiciones pueden aparecer cuadros de miedo, angustia e inseguridad, ya que en ciertos casos podrán sentirse desvalorizados y pueden creer que están en peligro todo el tiempo.

Muchos migrantes pueden crear una especie de aislamiento social, problemas de bajo autoestima o se pueden sentir rechazados.

Tengamos en cuenta que para poder realizar un diagnóstico se deberá enfocar en las condiciones sociales o factores que pueden verse como hostiles para así poder detectar otro tipo de problema.

Debemos aclarar que este síndrome no es, como tal, un trastorno de base pero puede ser el detonante para que se manifieste o desarrollen uno o algunos otros por los que se necesita de un tratamiento o una intervención apropiada.

Este es uno de los síndromes que suma a muchos que por diferentes condiciones sociales varias personas pueden verse afectadas. Cuentan con un tratamiento en el cual se necesita de ayuda psicológica. Es importante tener en cuenta los miedos tanto a la deportación migratoria, a los distintos aspectos de cada sociedad, al ambiente y otros factores personales y sociales que pueden ser los causantes de este síndrome.

Foto | Pixabay

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.