Tipos de personalidad y situaciones de parejas

Los tipos de personalidad han sido caracterizados por diversos autores con base en criterios muy variados. Pero en el presente artículo nos interesa presentar una clasificación relativamente nueva propuesta por el Dr. Héctor Salama, fundador de la única Universidad Gestalt en el mundo, ubicada en México, D.F. En su libro “¿Por qué somos como somos?”, distingue entre personalidad Tipo I y Tipo II. No vamos a detallar aquí el total de características de uno y otro tipo, sino más bien daremos las ideas generales respecto a ellas, pues a mi juicio nos aporta información muy importante específicamente sobre el funcionamiento de las parejas.

Salama hace una observación muy interesante: si pensamos en las demás especies animales nos daremos cuenta de que los roles de macho y hembra están bien establecidos. Por ejemplo en las hembras leonas cazan y esta es una función en la que el macho jamás interviene; los gallos nunca empollan los huevos y los gatos nunca cuidan a las crías mientras las gatas se van a conseguir alimentos. Los roles están 100% delimitados, porque su comportamiento es instintivo y programado genéticamente.

Los seres humanos fuimos así en algún momento. Nuestros ancestros machos y hembras cumplían roles específicos. El macho se encargaba de cazar y traer el sustento a casa, mientras la hembra se dedicaba a la crianza y el cuidado de la cueva o más delante de la casa. Las hembras eran recolectoras y el tener que esperar 9 meses las dotó de paciencia, lo cual no fue nunca un atributo de los machos de aquel entonces. Digamos que los machos eran tipo I (propagadores de la especie) y las hembras tipo II (conservadoras de la especie).

Pero ahora hay hembras tipo I y machos tipo II. Las personas tipo I tienden a moverse constantemente, necesitan salir de sus casas y no pueden estar en un solo lugar durante mucho tiempo. Buscan reconocimiento de los demás y tienden a seducir. Las personas tipo II, por el contrario, están orientadas al hogar, disfrutan estar dentro de sus casas y cuidar y administrar lo que hay en ellas, pues su paciencia así se los permite.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.