Opciones de terapia para vencer la depresión

Una mirada a las cuatro diferentes terapias como la psicoterapia interpersonal y la terapia conductual dialéctica disponibles para el tratamiento de la depresión y la recuperación.
Hay una gran variedad de herramientas, capacidades y enfoques utilizados en el tratamiento de diversos trastornos de la salud mental tales como la bulimia nerviosa, la depresión y el trastorno de ansiedad generalizada.

Como existen actualmente tantas terapias y tan diferentes puede ser difícil para las víctimas, familiares y cuidadores tomar una decisión en cuanto a qué enfoque puede ser más eficaz para lograr una recuperación saludable. Aquí le proporcionamos una comprensión básica de los métodos fundamentales de las cuatro terapias diferentes utilizadas en el tratamiento de la depresión.

Terapia cognitivo-conductual (TCC) para la depresión
La psicoterapia interpersonal (PIP) para la depresión
Terapia Conductual Dialéctica (TCD) para la depresión
Terapia cognitivo analítica (TCA) para la depresión

Terapia cognitivo-conductual para la depresión

La TCC es de lejos la forma más ampliamente reconocida de la terapia utilizada actualmente en el tratamiento de la depresión. Esta terapia está enfocada en soluciones, a corto plazo, flexible y proporciona valiosos conocimientos y herramientas con el fin de ayudar al paciente a llegar a ser su propio terapeuta para que pueda seguir utilizando sus técnicas y habilidades mucho tiempo después de haber terminado las sesiones de terapia.

Se explica cómo el pensamiento de los errores que son muy comunes en la depresión (el filtrado, el catastrofismo, la personalización, el pensamiento polarizado) y el impacto en el comportamiento sirve para mantener el ciclo de depresión. En las habilidades tales como el seguimiento de pensamiento se utilizan los registros del pensamiento y de esta manera ayudan a identificar errores de pensamiento negativo, y técnicas como la técnica de flecha hacia abajo puede ayudar a llegar a las creencias básicas. Herramientas como el cuestionamiento socrático y el desafío ayudan a la exposición del pensamiento, las creencias y los comportamientos.

La psicoterapia interpersonal para la depresión

La psicoterapia interpersonal (PIP) es otro ejemplo de una terapia que se cree que es eficaz en el tratamiento de enfermedades de salud mental tales como la ansiedad y los problemas relacionados con la depresión.

PIP se centra en la importancia de mantener relaciones saludables a través de los papeles en la vida, así como las controversias o dificultades de las relaciones que se tienen con otras personas. En cuestiones como el papel de la transición y el dolor son factores comunes en la depresión, a menudo este enfoque ayuda a los pacientes a manejar estas cuestiones.

Terapia conductual dialéctica para la depresión

La terapia conductual dialéctica (TCD) es una forma más reciente de la terapia y fue desarrollada por Marsha Lineham. Este enfoque ayuda a las personas con escasa habilidades interpersonales y combina aspectos tanto de la TCC como de la PIP.

Esta terapia incluye la atención, la tolerancia al dolor, la eficacia interpersonal y la regulación emocional. La atención es una herramienta particularmente útil para aquellos que sufren de depresión, ya que los ayuda a calmar los pensamientos caóticos y permanecer en el presente en lugar de preocuparse por los errores del pasado o haciendo hincapié en el futuro.

Terapia cognitivo analítica para la depresión

La terapia cognitivo analítica (TCA) fue desarrollada por Anthony Ryle y en un tiempo limitado el enfoque combina la comprensión psicoanalítica de los métodos utilizados en la psicología cognitiva y la psicoterapia. Esta terapia ayuda a entender a través de un mapa cómo la depresión causa las trampas y la manera de escapar de estas trampas a partir del afrontamiento o también llamada “estrategias de salida”. A través de un entendimiento de una mayor conciencia de la propia trampa y el proceso de reformulación la TCA ayuda a los enfermos de depresión a hacer los cambios necesarios para lograr la recuperación.

Para concluir, cada terapia aporta conocimientos útiles, herramientas y técnicas para ayudar a controlar la depresión. Como todos somos únicos, los cursos de las terapias toman el sentido que cada persona puede recibir, brindando diferentes beneficios, también se pueden combinar las diferentes terapias. La clave para cualquier tratamiento eficaz es que la relación entre el terapeuta y el paciente sea muy buena y de absoluta confianza. En un sentido esto puede ser más importante que los métodos utilizados.

1 comentario en Opciones de terapia para vencer la depresión

  1. La psicoterapia interpersonal ha demostrado ser eficaz y específica para el tratamiento de la depresión, según indica la revisión de Hollon y Ponniah (2010) sobre más de cien estudios serios (ECA's).
    Existe un libro de autoayuda basado en este método, que se llama "Afronta tu depresión con psicoterapia interpersonal", de Juan Garcia y Pepa Palazon.

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.