¿Qué es el TRASTORNO ESQUIZOIDE y cómo detectarlo?

El trastorno esquizoide de la personalidad es una afección psicológica poco frecuente que se caracteriza por un rechazo hacia las actividades sociales. Continuamente se evita la interacción con terceros y hay un amplio rango de expresión emocional terriblemente limitado. En líneas generales, los pacientes que sufren un trastorno esquizoide tienden a parecer personalidades solitarias y despectivas hacia los demás.

Es posible que el trastorno se manifieste como una carencia de deseo de entablar relaciones personales cercanas, o la falta de habilidad para este mismo tipo de actividades. Los esquizoides no muestran sus sentimientos, por eso se crea la impresión de que no importa nada de lo que sucede alrededor ni las personas del entorno.

Al día de hoy se desconoce la causa del trastorno del tipo esquizoide. Los tratamientos para intentar combatir esta patología varían entre la terapia conversacional y el uso de medicamentos tradicionales. Se trata de metodologías que pueden ayudar, pero no se termina de reparar el trastorno mental.

¿Qué síntomas tiene un paciente esquizoide?

  • Los pacientes que sufren de trastorno esquizoide tienden a preferir estar solos y realizar actividades que no supongan contacto con otras personas.
  • No suelen tener relaciones cercanas y no disfrutan las amistades o relaciones amorosas.
  • Sensación de imposibilidad de sentir placer.
  • Menor deseo sexual.
  • Carencia de motivación y objetivos.
  • Dificultad para expresar sentimientos y para reaccionar ante situaciones de intensidad emocional.
  • No reaccionan ante los elogios o las críticas de terceros.
  • Actitud de indiferencia y frialdad ante terceros.

El trastorno esquizoide tiende a aparecer en los primeros años de la adultez, aunque durante la infancia también se pueden detectar los primeros signos de este tipo de trastorno. En edad escolar, el trastorno esquizoide puede ser la causa de un mal desempeño escolar, dificultades para hacer amigos y comportamientos erráticos. El trastorno esquizoide tiene la peculiaridad que puede pasar desapercibido porque hay una línea a diferenciar entre las personas solitarias y las esquizoides que carecen de motivación para entablar relaciones con terceros.

Diferencia entre el trastorno esquizotípico de la personalidad y la esquizofrenia

El trastorno es diferente, aunque puede presentar algunos rasgos similares. Es muy habitual que las personas que sufren estos trastornos parezcan raras o extrañas frente a los ojos del resto de la gente. Los nombres son similares, pero los que sufren un trastorno esquizoide tienen dos características fundamentales que los diferencian:

Están en contacto con la realidad, por lo tanto no suelen presentar episodios de paranoia o persecución.
Hablan con sentido. No presentan patrones raros ni difíciles de seguir para un interlocutor.

¿Cuándo debo consultar a un médico?

Es habitual que las personas que sufren un trastorno esquizoide acudan al médico por otros cuadros, como una depresión. La clave es prestar atención a los rasgos de este trastorno para pedir ayuda a un profesional de la salud mental. Se suele recomendar un acercamiento sutil al tratamiento, e incluso el acompañamiento a la primera sesión porque muchas personas aún tienen importantes prejuicios contra el tratamiento de psicólogos y psiquiátras. La clave está en prestar atención a lo que sucede en el entorno para entender la situación de cada individuo.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.