Trastorno de Ansiedad Generalizada

Este trastorno se diferencia de la ansiedad en que ahora se trata de un estado de preocupación y ansiedad frecuente y constante que puede tener su origen en muchos acontecimientos o actividades diferentes.

El trastorno de ansiedad generalizada se trata de una afección común, en el que los genes pueden jugar un papel importante. Por otra parte, el estrés también puede contribuir a la aparición del trastorno de ansiedad generalizada (TAG).

Se trata de un trastorno que puede sufrir incluso niños. La mayoría de las personas que sufren este trastorno suelen coincidir que están ansiosos desde que tienen memoria. El TAG suele ser algo más frecuente en mujeres que hombres.

Sintomas de la ansiedad generalizada

Los síntomas del trastorno de ansiedad generalizada son principalmente la aparición casi constante de preocupación y tensión, incluso sin existir causa claramente definible. Las preocupaciones pueden ir de un problema a otro, como puedan ser problemas familiares, de relaciones interpersonales, cuestiones de trabajo, dinero, salud y otros problemas.

Incluso aquellas personas conscientes de que sus preocupaciones o miedos son más fuertes de lo necesario, suelen tener problemas para controlar este trastorno de ansiedad generalizado por diversas causas.

Algunos de los síntomas son:

  • Dificultad para concentrarse
  • Fatiga
  • Irritabilidad
  • Problemas para conciliar el sueño y permanecer dormido, y sueño que a menudo no es reparador ni satisfactorio
  • Inquietud y a menudo resultar sobresaltado con mucha facilidad

Junto con a éstas preocupaciones y ansiedades, también pueden presentarse muchos síntomas físicos, como tensión muscular como puedan ser temblores o dolores de cabeza y problemas estomacales, como puedan ser nauseas o diarrea.

Debes acudir a un médico quien realizará un examen físico y psiquiátrico. Dichos exámenes se harán para descartar otras afecciones y comportamientos que puedan causar unos síntomas similares.

Cómo tratar el trastorno de ansiedad

En cuanto al tratamiento su objetivo es ayudar a controlar este trastorno en el día a día. Una combinación de terapia cognitiva conductista (TCC) y medicamentos suele ser la combinación que mejor funciona.

Los medicamentos son parte importante del tratamiento. Una vez que se empiezan a tomar no se debe abandonar sin consultar con el médico.

Por otra parte, las terapias cognitivas conductistas suelen ayudar a entender los comportamientos y cómo controlarlos. Deberás aprender a entender y controlar los puntos de vista distorsionados de estresantes en la vida, como pueden ser el comportamiento de otras personas o eventos en la vida.

También te ayudará a reconocer y reemplazar los pensamientos que causen pánico y con ellos disminuir la sensación de indefensión y poder manejar el estrés y relajarse cuando se presenten los síntomas.

Debes evitar la cafeína, drogas ilícitas e incluso medicamentos para los resfriados te pueden ayudar a reducir los síntomas.

Un Estilo de vida saludable con ejercicios, descansando el tiempo suficiente y buena nutrición puede ayudar a reducir el impacto de ansiedad.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.